Resultados

La debilidad de los mercados hace caer un 18% el beneficio de BNP Paribas

BNP Paribas tuvo en 2002 unos beneficios de 3.295 millones de euros, un 18% menos que en 2001, y su rentabilidad sobre fondos propios se quedó en el 13,5%, frente al 18,2% del año anterior.

La primera entidad financiera de la zona euro por capitalización bursátil destacó, en un comunicado, que sus ingresos en un "entorno muy difícil" marcado por incertidumbres geopolíticas, ralentización económica persistente y grave crisis de los mercados bursátiles, se redujeron un 3,8% (un 4,1% en cifras comparables), hasta 16.793 millones de euros. "Esa bajada se debió esencialmente a la crisis de los mercados financieros, que tuvieron repercusiones negativas, en particular en los ingresos de 'trading'", que cayeron un 21,2%, hasta los 2.550 millones de euros.

Los gastos de gestión del banco aumentaron un 0,2%, hasta los 10.955 millones de euros, aunque en términos comparables -descontando el efecto del tipo de cambio y las cesiones o adquisiciones- bajaron un 0,5% por las caídas de remuneraciones variables en los mercados financieros, mientras las cargas de la banca de detalle siguieron "muy bien controladas". El consejo de administración propondrá el pago de un dividendo global de 1,8 euros por acción en la asamblea general.

En 2002, BNP Paribas compró United California Bank, Consors, Cogent y Facet, con lo que "reforzó sus posiciones competitivas y su capacidad de desarrollo, en particular en la banca de detalle". Para este ejercicio, el banco continuará la compra de acciones para neutralizar el efecto de las emisiones para sus empleados, seguirá con su programa de adquisición "en los límites posibles" del respeto de sus objetivos de solvencia y "su política oportunista y disciplinada de crecimiento externo".

BNP Paribas no ha precisado cuál será su actitud sobre la oferta lanzada por Crédit Agricole para comprar la parte que no controla en Crédit Lyonnais, en la que el primero también es accionista. "Las decisiones sobre la participación del 16,2% en el capital de Crédit Lyonnais, comprada a un precio medio de 54,7 euros por acción, se tomarán cuando llegue el momento, respetando la disciplina financiera del grupo", se ha limitado a comentar.

En cuanto a las perspectivas, el presidente de BNP Paribas, Michel Pébereau, opina que "las dificultades geopolíticas, económicas y financieras que han afectado en 2002, parecen deber proseguir en 2003".

"En este entorno difícil, -prosiguió Pébereau- el grupo seguirá movilizado para mantener la orientación: prioridad en el desarrollo comercial, reactividad en la gestión de costos, rigor en el control de riesgos, mantenimiento de una estructura financiera sólida".