Crudo

El mercado del petróleo, a la espera de las pruebas de Powell contra Irak

La OCDE estima que un incremento de la cotización del petróleo de 10 dólares, sostenido durante un año, producirá un aumento mundial de la inflación de al menos 0,5 puntos porcentuales y una contracción global del PIB del 0,25%. Las crisis de Irak y Venezuela han disparado desde hace dos meses la cotización internacional del crudo.

El precio del barril de brent se ha encarecido un 55% respecto al año pasado; el West Texas Intermediate, indicador estadounidense, se ha apreciado un 67%, y el crudo de la cesta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), un 62,8%. Sin embargo, los expertos consideran que aún no ha llegado el momento de abrir la espita de las reservas.

'Venezuela se está recuperando y la posible interrupción del suministro iraquí es relativamente pequeña en el mercado actual', opina Sarah Emerson, directora de la consultora estadounidense Esai.

En declaraciones a este diario, el jefe de Planes de Emergencia de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Klaus-Dietmar Jacoby, reconoce que la institución 'lleva meses observando seriamente los eventos que tienen lugar en el mercado del petróleo'.

Jacoby negó que la AIE, que vela por los intereses de la OCDE, esté haciendo preparativos para una liberación inmediata de reservas. 'La misión de la agencia es estar en alerta permanente. No es necesario planear nada, la decisión sobre las reservas se puede tomar en cuestión de horas', señala. Jacoby explicó que, desde los atentados del 11 de septiembre, la AIE ha recomendado a todos los países que 'refuercen sus mecanismos de respuesta' ante una posible crisis de suministro.

Las reservas de petróleo que la OCDE empezó a acumular tras el embargo árabe de 1973-1974 no pasan ahora por su mejor momento. Los inventarios totales de la OCDE eran a finales del tercer trimestre de 2002, último dato disponible, de 3.818 millones de barriles, un 4,75% menos que en 1998. Aun así, el volumen equivale a 114 días de importaciones, 24 días más que el mínimo exigido por la AIE. El 32,7% de los inventarios están controlados por los Gobiernos.

Los inventarios actuales podrían atender la demanda total de petróleo de la OCDE durante 78 días, el promedio más bajo desde finales de 2000. Hace cinco años que las reservas están por debajo de 4.000 millones de barriles. El mayor problema radica en los inventarios privados, que este año han acelerado su caída.