Bonos

La emisión de bonos a 30 años se pone de moda en las empresas europeas

RWE, la tercera compañía de servicios públicos de Europa, se convirtió en la primera eléctrica en vender bonos a 30 años denominados en euros. La sociedad encontró la suficiente demanda el mes pasado para impulsar la venta un 50%, lo que ha suscitado la conjetura de que sus competidores puedan seguir su ejemplo.

Endesa, Iberdrola y Yorkshire Water son algunas de las empresas que están estudiando vender bonos en Europa en los próximos días para aprovechar los bajos costes de financiación, que rondan un mínimo de seis meses, según Bloomberg.

RWE aumentó la colocación 750 millones de euros, lo que elevó el total de emisiones de bonos corporativos a 30 años a un récord de 3.100 millones de euros en enero. Deutsche Telekom, France Télécom y Olivetti también se unieron a la venta de estos productos el mes pasado para satisfacer la demanda.

'No ha habido un mercado corporativo de deuda a largo plazo denominada en euros hasta este año', dijo Peter Maza, director jefe de finanzas corporativas de RWE.

Los inversores europeos, las compañías de seguros y los fondos de pensiones, escarmentados después de tres años consecutivos de pérdidas en las Bolsas, han retirado su dinero de la renta variable y lo han traspasado a la renta fija.

'Tenemos unos tipos de interés extremadamente bajos en estos momentos y muchas compañías lo ven como una manera de refinanciación a un interés bajo durante mucho tiempo', dijo Olaf Tecklenburg, que gestiona 1.000 millones de euros de bonos corporativos para Helaba Invest Kapitalanlagegesellschaft en Francfort. 'Al mismo tiempo, los inversores están buscando rentabilidad y el único lugar en el que vas a conseguir eso es a largo plazo' añade.

La deuda del sector eléctrico está registrando mejores resultados que la media de bonos corporativos denominados en euros, lo que reduce la prima de riesgo de estos valores, según los índices JP Morgan Chase. Los ingresos de las empresas de energía no dependen de un clima económico favorable, lo que hace que sean bonos más seguros.

El sector de telecomunicaciones, no obstante, también está aprovechando la demanda que están suscitando estos productos. Olivetti dobló la emisión de títulos a 30 años hasta los 800 millones de euros la semana pasada gracias a la elevada demanda.