Cuentas

Alcatel registra pérdidas por séptimo trimestre consecutivo, hasta 1.150 millones

El fabricante de equipos para telecomunicaciones francés Alcatel ha presentado pérdidas por séptimo trimestre consecutivo, y ha advertido de que las ventas caerán hasta un 30% en este trimestre a causa del retroceso en el gasto de sus clientes. La pérdida neta ha sido de 1.120 millones de euros, mientras que en el mismo periodo de un año antes había sido de 1.500 millones.

En el balance anual, Alcatel perdió el pasado año 4.745 millones, frente a los 4.963 millones de 2001. La facturación, por su parte, se redujo drásticamente: de los 25.353 millones de 2001 a 16.547 millones el ejercicio siguiente. Los ingresos cayeron en todas las actividades de la empresa, pero proporcionalmente las bajas fueron más importantes en óptica y redes, y algo menos en comercio electrónico y en el espacio y componentes.

En el cuarto trimestre de 2002, la facturación registró una subida del 28,5% respecto al periodo julio-septiembre a 4.508 millones, lo que el presidente de Alcatel, Serge Tchuruk, atribuyó "principalmente al efecto estacional habitual", con incrementos "significativos" en la banda ancha y en las infraestructuras móviles. Tchuruk destacó que en los últimos tres meses del año, la compañía gracias a la reducción de los costos fijos pudo mejorar su resultado operativo, que terminó siendo positivo (20 millones) "a pesar de las provisiones sobre las existencias".

Tchuruk se mostró confiado en la capacidad de su empresa para cerrar el actual ejercicio con un resultado operativo equilibrado. En cuanto a las perspectivas más inmediatas para el primer trimestre del año, el "número uno" de Alcatel advirtió que dada la apreciación del euro frente al dólar, "prevemos una disminución del 25 al 30% de las ventas respecto al primer trimestre de 2002".

La empresa ha manifestado que ¢cree que 2003 será todavía un año difícil. Estamos empezando desde un nivel muy bajo, desde el giro económico de 2002.¢ Alcatel, que arrastra 9.900 millones de pérdidas desde abril de 2001, está recortando el 40% de su plantilla, reduciendo inventarios y eliminando otros costes. Su rival sueco Ericsson presentó ayer resultados y no ofreció una mejor perspectiva del sector.