Compatibilidad

El móvil se la juega en las fotografías

El último anuncio de Vodafone, el líder mundial del móvil, muestra gente sonriente que utiliza su teléfono celular para sacar fotos y enviarlas a los amigos, parientes o colegas.

Pero Mark Coleman no está sonriendo. Nadie le dijo a este cartero de Londres que la tecnología que hace posible la transmisión de mensajes multimedia (MMS) no le permitiría mandar fotos a su madre. Coleman, un usuario de Orange, intentó mandar imágenes de su hijo de 14 meses tomadas con su terminal Panasonic a su madre, una cliente de Vodafone en Sussex, también equipada con tecnología MMS en su móvil. No funcionó.

'Cuando compras el teléfono no te avisan que no puedes mandar las fotografías a otra red', se queja Coleman.

Las compañías europeas de telefonía móvil no pueden permitirse el lujo de defraudar a clientes como Coleman. Ahora que los nuevos clientes escasean y bajan los precios de las llamadas, empresas como France Télécom -matriz de Orange- y Vodafone confían en la mensajería multimedia para restaurar los beneficios. Pero los usuarios sólo adoptarán el servicio de forma masiva si funciona a través de diferentes redes y países, aseguran analistas e inversores.

Los usuarios de Vodafone en el Reino Unido se dispararon un 57% anual al cierre de su ejercicio fiscal de 1999-2000. Dos años después, la tasa de crecimiento ha caído al 7,2% y se ha reducido al 0,3% entre abril y diciembre del año pasado.

Los operadores están tomando medidas para hacer compatibles sus redes. Mmo2, la cuarta telefónica celular del Reino Unido, acaba de firmar un acuerdo con Orange y T-Mobile Internacional que permite a los usuarios intercambiar imágenes y otros servicios en las redes británicas. Con todo, mientras que la interoperabilidad de las infraestructuras dentro de un mismo país se resolverá probablemente este mismo año, garantizar a Coleman que podrá mandar mensajes a través de fronteras puede tomar mucho más tiempo, a juicio de los analistas.

'Están lanzando la idea de que puedes mandar MMS como si fueran una postal, sólo que no puedes', dice Delia Macmillan, analista de Gartner. Las compañías telefónicas 'tienen tanta prisa por sacar estos servicios al mercado que los lanzan antes de que todo esté solucionado'.

Y es que la industria de servicios de telefonía necesita un nuevo éxito. El índice Bloomberg de telecomunicaciones europeo se ha dejado un 80% de su valor desde el máximo de marzo de 2000 por la caída del crecimiento y la cada vez mayor preocupación de los inversores por los ingentes niveles de deuda de las operadoras. El día en que Orange anunció que había captado 1,1 millones de clientes en el cuarto trimestre, menos de los esperados, las acciones de la compañía cayeron el 6% en Bolsa. Vodafone se dejó el 5%.

La introducción de la mensajería multimedia ayudará a determinar si los operadores pueden recuperar sus inversiones en redes de banda ancha. En 2000, las compañías celulares europeas se gastaron más de 100 millones de euros sólo en las licencias que daban derecho a construir estas infraestructuras.

La prima que pagan los bonos denominados en euros de las compañías telefónicas sobre la deuda de los Gobiernos se ha más que duplicado desde entonces. El diferencial, la medida del riesgo que perciben los inversores, se ha disparado hasta los alrededores de 1,72 puntos porcentuales, frente a un mínimo de 0,69 puntos porcentuales en marzo de 2000.

Escuchando a los operadores y fabricantes de terminales, da la sensación de que los MMS lo tienen todo a su favor. Continúa la línea de los mensajes cortos (SMS), la única oferta de datos en el móvil que ha tenido una aceptación masiva en todo el mundo. Al mes, se intercambian cerca de 24.000 millones de mensajes de texto, de acuerdo con los datos de GSM Association.

Los nuevos servicios de datos 'son muy importantes para los operadores celulares, porque un buen trozo del crecimiento futuro procederá de ellos', explica Jankees Ruizeveld, que supervisa un patrimonio de 60.000 millones de euros en Robeco Groep, en Rotterdam.

Incluso si el volumen de texto se dispara, los ingresos por este servicio están decayendo, porque las operadoras bajan los precios de los SMS ante la gran competencia. Las telefónicas planean cobrar más por los mensajes con imágenes y sonido, según los ejecutivos, porque los contenidos son más ricos. Pero antes, por supuesto, hay que hacer compatibles las redes. Los expertos recuerdan que los SMS no fueron un éxito hasta que se pudieron enviar a todo el mundo. Y eso tardó seis años.

Hutchison desvela su estrategia de UMTS

Mientras las actuales operadoras británicas se debaten con sus problemas de envío de imágenes, su más próximo competidor está mucho más allá. El lanzamiento de los servicios UMTS de la que será la quinta telefónica celular del país está a la vuelta de la esquina.Hutchison 3G UK, una filial del conglomerado chino Hutchison Whampoa, ha empezado ya a desvelar la estrategia que seguirá para captar un millón de usuarios británicos del nuevo móvil en 2004. El lanzamiento será en abril, al igual que en Italia, y se basará principalmente en una fuerte subvención a los terminales que compren los primeros clientes. Hutchison 3G pretende ser el primer proveedor europeo de servicios del nuevo móvil. La compañía ofrecerá videoconferencias, mensajería multimedia y acceso a Internet de alta velocidad en un intento de recuperar cuanto antes los 6.732 millones de euros que le costó la licencia en el Reino Unido. La filial del conglomerado chino cuenta para el lanzamiento con dos terminales de NEC de 610 y 687 euros, respectivamente, y otro de Motorola, también de 610 euros. Vodafone y T-Mobile lanzarán sus servicios UMTS en la segunda mitad de año; Orange lo hará en la primera mitad del ejercicio que viene, mientras que Mmo2 esperará a la segunda mitad de 2004. En un primer momento, los servicios de Hutchison estarán disponibles para la mitad de la población británica. Su objetivo es captar el 8% de los 50,4 millones de clientes que gastan más de 75 euros al mes.