Inversión Colectia

Inverco cree que las redes bancarias no están preparadas para traspasar fondos

Las redes no están aún formadas en cuanto a la problemática del traspaso', afirmó ayer José María Vázquez, presidente de la Agrupación de Instituciones de Inversión Colectiva, miembro de Inverco. Según Vázquez, se pueden dar errores por desconocimiento, como, por ejemplo, realizar el traspaso de los ahorros de un partícipe residente en Navarra, donde aún no se ha traspuesto la Ley de Reforma del IRPF y donde, por tanto, todavía no está despenalizado fiscalmente el cambio de un fondo a otro.

Vázquez reconoció que los traspasos se están haciendo con lentitud y están surgiendo algunos problemas, sobre todo cuando se realiza de manera externa, es decir, entre fondos de distintas gestoras. El traspaso del ahorro de un fondo a otro conlleva cierta complejidad por cuanto hay que transmitir no sólo el dinero, sino también el historial fiscal del partícipe y todos sus datos.

De momento y hasta el 31 de marzo, los movimientos se realizan de manera manual. A partir del 1 de abril entra en vigor un sistema electrónico para realizar los traspasos entre fondos.

Desde Inverco insistieron ayer -durante el acto que cada año realiza la asociación para hacer un repaso de los sectores de inversión colectiva y pensiones- en que el proceso está funcionando bien. La mayoría de los movimientos, señalaron, se están produciendo entre fondos de una misma gestora.

'Se han dado también situaciones irracionales, como la de partícipes que han traspasado su ahorro desde un fondo en pérdidas', explicó Vázquez. Hasta el 1 de enero había que tributar por las plusvalías generadas en el primer fondo si se hacía un traspaso. 'Si el fondo está en pérdidas, es más lógico reembolsarlo y compensar las minusvalías', añadió.

Durante su intervención, Mariano Rabadán, presidente de Inverco, auguró para 2003 un mayor flujo de ahorro hacia los fondos, gracias precisamente al nuevo marco fiscal, así como a la recuperación de las economías mundiales.

'El año 2002 ha sido el más difícil de la historia de los fondos de inversión', señaló rotundo Rabadán. 'Esperamos que este año sea más positivo, tanto para los flujos de ahorro hacia los fondos como para las rentabilidades'. Inverco baraja un escenario para 2003 en el que tendría lugar un mejor comportamiento de los mercados financieros como consecuencia de mayores crecimientos de la economía, especialmente en Europa, América Latina y Japón.

'Sin embargo, asistiremos a un primer momento de incertidumbre derivado de la tensión geopolítica. Si el conflicto se enfoca bien y se despeja pronto, las perspectivas son positivas para los mercados'. Inverco prevé que los fondos de renta variable podrían alcanzar rentabilidades de hasta el 15%, frente a otras más modestas del 2% y el 3% para los fondos monetarios y de renta fija a corto plazo, y del 6% para los fondos mixtos.

Contra el voto de las gestoras en las juntas

La nueva Ley de Instituciones de Inversión Colectiva que prepara el Gobierno ha desatado la polémica, por cuanto en un artículo obligará a los fondos de inversión a ejercer el derecho al voto en las juntas de las compañías en que invierten. Según Inverco, una norma que obligara a todos los fondos a ejercer este derecho sería inviable. En primer lugar, porque mucha de la inversión que se realiza en otros países se hace a través de ADR, es decir, recibos que emite el depositario sobre una acción, pero que no otorgan derechos. En segundo lugar, porque asistir a las juntas conlleva unos costes que no compensan. La inversión de todos los fondos españoles en la Bolsa de Madrid supone apenas un 1,5% de su capitalización bursátil. La influencia que puedan tener todos a la vez es mínima, aseguran en Inverco. La asociación espera que la ley fije unas condiciones para aplicar esta norma, como que el fondo tenga una participación permanente en una compañía y la haya mantenido por un tiempo determinado.