Plataformas digitales

Sogecable y Telefónica dan el sí a la fusión pero recurrirán cinco condiciones

En la sede de Telefónica, y cumpliendo el plazo que finalizaba hoy miércoles, los presidentes de Sogecable, Jesús de Polanco, y de Telefónica, Cesar Alierta, han firmado un acuerdo para la fusión de sus respectivas plataformas digitales de televisión, Canal Satélite Digital y Vía Digital.

Asimismo, las partes han presentado un recurso ante el Tribunal Supremo, instando a la anulación de aquellas condiciones que, según consideran "no impedirían la libre competencia entre los operadores y podrían dificultar el futuro de la compañía resultante". Concretamente, el recurso afecta a las limitaciones relativas a los precios, comercialización, distribución y acuerdos estratégicos, así como la duración de las mencionadas condiciones.

El acuerdo establece que Sogecable realizará una ampliación de capital emitiendo 28.981.121 acciones nuevas, lo que constituirá el 23% del capital resultante, que estará destinado a ser suscrito por los actuales accionistas de Vía Digital. Además, contempla la posibilidad, inicialmente excluida, de que la participación final de Telefónica en el capital de Sogecable exceda de la participación de Prisa y Grupe Canal + que, tras la dilución derivada de la ampliación de capital y de producirse el canje por el 100% del capital social de Vía Digital, sería del 16,38% del capital social resultante.

TELEFÓNICA 4,68 0,75%
PRISA 0,59 1,55%

Asimismo, el acuerdo recoge que Telefónica renuncia al ejercicio de los derechos políticos del exceso que resulte sobre dicho porcentaje en el momento del canje. Por otro lado, recoge la voluntad de Telefónica de permanecer en el accionariado de Sogecable durante un mínimo de tres años, a contar desde el canje de las acciones, y de tener en el Consejo de Administración de Sogecable una representación similar a la del resto de los socios de referencia.

El comunicado añade que con el objeto de apoyar la integración de las plataformas, Prisa, Grupe Canal + y Telefónica suscribirán un préstamo participativo de 50 millones de euros cada uno y vencimiento en diez años. Adicionalmente, Sogecable ofrecerá a sus accionistas la posibilidad de participar en un préstamo subordinado de 175 millones de euros, cuya suscripción asegura Telefónica. Por último, Vía Digital y Sogecable se comprometen a que la deuda de ambas no supere, antes de la integración, los 425 millones y 705 millones, respectivamente.

La fusión se consumará en junio

Según ambas compañías, su integración dará lugar a la plataforma líder de la televisión de pago en España con más de 2,5 millones de hogares clientes e ingresos agregados en 2002 de más de 1.300 millones de euros.

El presidente de Sogecable, Jesús de Polanco, ha asegurado hoy, tras la firma del acuerdo, que "no es un camino de rosas" y ha añadido que para el mes de junio "estará ya todo consumado". "Lo que tenemos que hacer, y ya lo estamos haciendo, son los tramites jurídicos que dependen del plazo que las leyes establecen, pues creemos que para el mes de junio estará ya todo consumado y que la dirección de la empresa será una y desde ahí partiremos", ha señalado Polanco.

Por su parte, el presidente de Telefónica, César Alierta, ha calificado el acuerdo de "fundamental" ya que "favorece en primer lugar a todos los consumidores, en segundo lugar a toda la industria audiovisual española y, en tercer lugar, a los socios".

Los títulos de Sogecable, han cerrado la jornada con una subida del 5,4%, hasta los 10,27 enteros, mientras que los de Prisa se han revalorizado un 0,94%. Telefónica, por su parte, ha terminado bajando el 0,3%.

Una fusión complicada

Tras las condiciones impuestas por el Gobierno el pasado 28 de noviembre, la fusión entre las dos empresas, inviables por separado según sus matrices, quedó en entredicho debido a las duras medidas que debían proteger la competencia.

Ayer, los inversores acogieron con optimismo las declaraciones del ministro de Ciencia y Tecnología Josep Piqué, quien manifestó que "todo apunta" a que Telefónica y Sogecable aceptarían las condiciones y llevarían a cabo la fusión, y dejó una puerta abierta al "derecho de recurrir alguno de los puntos o de intentar precisarlos".

Entre las condiciones que la empresa resultante de la fusión debe cumplir, se recortan considerablemente su posición dominante en la adquisición de películas a las distribuidoras, así como los derechos sobre las retransmisiones de fútbol. También se fijan precios para los próximos años, lo que recorta el margen y la viabilidad del proyecto, una novedad que aportó el Gobierno al informe presentado por Competencia.