Accionista

Sos repartirá dividendo el año próximo por primera vez en su historia

El grupo alimentario Sos Cuétara ha llegado a la conclusión de que está obligado a cambiar su tradicional política de atención al accionista. La compañía, que nunca hasta ahora había repartido dividendo, ha decidido comenzar a hacerlo. Lo hará por primera vez el año que viene y con cargo a su actual ejercicio que cerrará el próximo 31 de agosto.

Su presidente Jesús Salazar estima que la nueva composición accionarial de la compañía después de la absorción de la aceitera Koipe, con una importante presencia de cajas de ahorros, hace necesario acudir a esta vía de remuneración.

Salazar cree que lo óptimo sería dedicar a dividendo un tercio del beneficio neto; 'si se me apura, creo que como máximo la mitad, pero entiendo que una buena fórmula es dedicar a los accionistas una tercera parte del resultado y dos terceras partes para financiar el desarrollo de la empresa'.

DEÓLEO 0,26 1,17%

El ejecutivo de Sos adelantó ayer las previsiones que maneja la compañía para su actual ejercicio. Con la consolidación ya plena de Koipe en las cuentas del grupo, Sos prevé cerrar su ejercicio 2002-2003 con unas ventas de 789 millones de euros, frente a 575 millones en su pasado ejercicio, y un beneficio neto atribuible de 28 millones de euros. 'Hemos logrado que la fusión no sea dilutiva para nuestros accionistas. El beneficio por título se situará a finales del ejercicio de 2003 en 1,24 euros cuando al término del anterior año fiscal estaba en 0,65 euros', subrayó Jesús Salazar.

Desarrollo interno

La compañía pretende concentrarse este año en el desarrollo interno y no llevar a cabo procesos de compra significativos, 'a no ser que surjan oportunidades claras'. Tras la fusión con Koipe a finales del mes de diciembre pasado y la amortización de parte del crédito puente que recibió para financiar la operación, Sos ha restablecido 'sus masas patrimoniales y la relación fondos propios sobre deuda se sitúa ahora en un uno a uno', afirmó ayer Jesús Salazar.

'Esta situación nos permitirá afrontar cualquier tipo de operación', precisó, 'pero ahora pretendemos concentrarnos en acelerar nuestro propio crecimiento orgánico, con el compromiso de lanzar al mercado un nuevo producto de cada una de nuestras divisiones cada seis meses'.

Por otro lado, la sociedad reconoce en la memoria de su anterior ejercicio que a 31 de agosto manejaba una autocartera del 4,5%, adquirida íntegramente en su anterior ejercicio. 'Este porcentaje ha sido reducido ya a la mitad a la vista de la gran demanda que hay en el mercado sobre nuestras acciones', indicó Salazar.