Investigación

Trichet declara ante el juez por el 'caso Crédit Lyonnais'

El gobernador del Banco de Francia y candidato a presidir el Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, dijo ayer que alertó al Gobierno socialista de principios de los años noventa de la estrategia 'audaz' del banco Crédit Lyonnais, que rozó la quiebra, pero que no dudó de la sinceridad de sus cuentas.

Trichet, que dirigió el Tesoro entre 1987 y 1993 y está acusado de complicidad en la difusión de informaciones falsas al mercado y de publicación de cuentas sociales, hizo esas manifestaciones ante el Tribunal Correccional de París, donde comenzó el pasado día 6 el juicio sobre el supuesto maquillaje de las cuentas del Crédit Lyonnais a principios de la década de la pasada década. Trichet es candidato a la presidencia del BCE, en sustitución del holandés Wim Duisenberg.

Ayer aseguró que el presidente de Crédit Lyonnais en la época de los hechos juzgados, Jean-Yves Haberer, contaba con 'la plena confianza del Gobierno' socialista y cuando 'definió su estrategia fue aprobada plenamente por el Ejecutivo'. 'Nosotros, en el Tesoro, estábamos inquietos y teníamos miedo de la estrategia que se aplicaba'.