Balance

Bankinter se compromete a publicar en 2003 'los mejores resultados de la banca'

Claramente publicaremos en 2003 los mejores resultados de la banca'. Es el compromiso adquirido ayer por el consejero delegado de Bankinter, Jaime Echegoyen, que compareció ante analistas y periodistas para presentar un aumento del beneficio atribuido al grupo en 2002 del 12,16%, hasta 110,32 millones de euros.

æpermil;ste fue posible con un crecimiento de la inversión crediticia del 11,68% (sin titulizaciones) y de los recursos del 2,43%. La reducción de los gastos generales, la mejora de los ingresos por comisiones y los resultados por puesta en equivalencia permitieron compensar impactos negativos como el de la caída del resultado por operaciones financieras.

El banco apostará este año por el negocio de pymes, en el que 'sigue teniendo una cuota infinitamente menor a la que le pertenece'. La aspiración es similar a la planteada días antes por la presidenta de Banesto, Ana Patricia Botín, quien aseguró también que tiene mucho camino por recorrer en este terreno.

BANKINTER 5,94 -3,10%

Bankinter calcula que tiene 350.000 clientes potenciales entre las pequeñas y medianas empresas, de los cuales sólo atiende a un 10%. En todo caso, este segmento le proporciona una contribución creciente a la cuenta, aunque todavía muy alejado del que genera el negocio de particulares.

De acuerdo con el desglose de los resultados por segmentos de clientes, el banco presidido por Juan Arena ingresó en particulares 62,4 millones de euros, un 36,5% más; y en pymes, 19,7 millones, un 3,6% más. Cayó el resultado en los segmentos de finanzas personales, banca privada y corporativa, más ligados a los mercados.

El objetivo ahora es que el negocio de pymes se convierta 'en el futuro motor de los ingresos', por lo que 'con este propósito se va a orientar el esfuerzo de todas las personas del banco', según el consejero delegado.

'Podemos quitar mercado a los que ahora tienen mucho', manifestó Echegoyen en alusión implícita al Banco Popular. Como ventaja competitiva frente al resto, subrayó la experiencia en banca corporativa, los sistemas automáticos de decisión de riesgos, y sobre todo, la tecnología, su punto fuerte. De hecho, Internet se ha consolidado como el principal canal e impulsor del negocio típico, con 415.129 clientes que realizan más de 21 millones de transacciones, el 44% del total de las realizadas en el banco, frente al 35% en las oficinas. No obstante, se persigue avanzar en la estrategia multicanal, con el convencimiento de que los clientes son más fieles y tres veces más rentables cuando utilizan dos o más canales.

La rentabilidad es, de hecho, una condición en la estrategia de crecimiento de Bankinter. 'No estamos dispuestos a crecer a gran velocidad a costa de aumentar la morosidad ni a entrar en liza en la captación de recursos con tipos de interés más altos'.

Aunque con el punto de mira puesto en las pymes, Bankinter no da por concluidos sus objetivos en el mercado hipotecario, donde buscan a los clientes de mayor rentabilidad. Además, los cambios fiscales respecto a los fondos de inversión constituyen 'una buena oportunidad para el banco', que ya el año pasado consiguió un crecimiento del 3,5% frente a la marea general del sector, con un descenso medio del 2,7%.

Echegoyen adelantó también durante la presentación que Bankinter propondrá a sus accionistas en la junta que celebrará el 18 de marzo suprimir las medidas de blindaje contra las ofertas públicas de adquisición de acciones (opas) hostiles.

La entidad cuenta, entre otras mecanismos defensivos para evitar ofertas de compra hostil, con la limitación al 10% del derecho de voto para cualquier accionista o grupo, con independencia del capital que atesore.

El consejo de administración propondrá suprimir esta limitación y la exigencia de que, para ser consejero, se deba contar con un mínimo de 30.000 acciones del banco durante al menos tres años antes de su designación.

Asimismo someterá a aprobación de los accionistas una modificación sobre la exigencia de una mayoría del 70% para autorizar acuerdos de absorción por otras sociedades o su disolución.

Los analistas consideran que estas iniciativas abren el camino a posibles fusiones con otras entidades y sugieren la posibilidad de futuros movimientos.

Menor dividendo

El consejero delegado justificó las exigencias del buen gobierno corporativo en el interés del banco por aumentar la transparencia y la recomendación de los inversores institucionales de eliminar unos mecanismos mal valorados por los mercados. 'Tenemos un banco transparente con los clientes y empleados y queremos que lo sea también con sus accionistas', explicó.

Otro de los puntos de la junta será la aprobación de la retribución al accionista, con el pago de dividendo complementario. Todo apunta a que será reducido ya que Echegoyen quiere dedicar menos del actual 60% del beneficio a esta partida, para adecuarlo 'al nivel de la mayoría de las entidades'.