Coyuntura

El déficit comercial de EE UU se dispara y la confianza del consumidor sigue cayendo

El déficit comercial de Estados Unidos se incrementó un 13,9% en noviembre, hasta una cifra récord de 40.100 millones de dólares, ya que las importaciones aumentaron fuertemente y las exportaciones mostraron sólo un ligero avance pese al debilitamiento del dólar, dijo el viernes el gobierno.

Al mismo tiempo, la confianza de los consumidores, variable clave de coyuntura en Estados Unidos, ha vuelto a caer en enero, después de que los temores de una guerra contra Iraq y el deterioro del mercado laboral hayan nublado las perspectivas de los ciudadanos estadounidenses.

El déficit de noviembre fue mucho mayor que las expectativas de los economistas y los primeros 11 meses de 2002 establecieron un nuevo récord para un déficit comercial anual. Hasta fines de noviembre, la brecha comercial se amplió a 390.500 millones de dólares, con lo que superó el récord de 378.700 millones de dólares registrado en el 2000.

El cálculo promedio de los analistas encuestados por Reuters antes del informe era de un déficit comercial de 36.800 millones de dólares en noviembre. El incremento de 4,9% en las importaciones durante noviembre, a 123.300 millones de dólares, fue el mayor desde octubre del 2001. Las exportaciones se incrementaron 1,1% en noviembre, a 83.200 millones de dólares, después de dos meses de haber disminuido.

La Universidad de Michigan ha dado a conocer hoy su índice preliminar sobre la confianza de los consumidores, que bajó en enero desde los 86,7 puntos a los 83,7, una caída que no coincide con los pronósticos de los economistas, que esperaban que el índice no cambiara con respecto al diciembre.

La actitud del consumidor tiene gran importancia precisamente cuando existe una gran incertidumbre sobre cómo se comportará con respecto al gasto. El consumo privado representa dos terceras partes de la actividad económica de Estados Unidos.

Frenazo de la producción industrial

Y en otro dato negativo del día, la producción industrial disminuyó inesperadamente en diciembre, ya que una caída en la fabricación de vehículos frenó la producción general. La Reserva Federal dijo que la producción en las fábricas, minas y empresas de servicios públicos de Estados Unidos se redujo 0,2% frente a noviembre.

El uso de la capacidad industrial también cayó, a 75,4% desde 75,6%. Ambas lecturas fueron más débiles de lo anticipado por los analistas de Wall Street y mostraron que el presionado sector manufacturero del país terminó un año difícil con un tono pesimista. Una fuerte disminución en la fabricación de automóviles fue el factor que condujo a la caída de producción en diciembre.

La Fed dijo que la producción de vehículos disminuyó 4,7% en el último mes del 2002, mientras que la producción general, excluidos los autos, obtuvo un ligero incremento, de 0,2%. Los analistas encuestados por Reuters esperaban que la producción industrial en diciembre aumentara en 0,3% y que el uso de capacidad lo hiciera a 75,8%.