Expansión

El SCH contratará a 500 empleados y abrirá 100 oficinas en 2003

El Santander Central Hispano (SCH) celebró ayer su tercera convención de directivos de banca comercial, en la que se dieron cita 600 ejecutivo tanto de España como de Latinoamérica.

En este acto, que comenzó a las 7.45 de la mañana en el Hotel Auditorio de Madrid, el presidente del banco, Emilio Botín, estableció las líneas generales del área de banca comercial para 2003, la principal unidad del banco y que representa cerca del 80% del beneficio del SCH. El objetivo es ganar cuota de mercado a los bancos competidores y mantenerla respecto a las cajas. Para ello, Botín insistió ayer, como también lo hizo Enrique García Candelas, director general responsable de banca comercial, en la necesidad de 'mejorar el servicio y la calidad al cliente'.

De hecho, Botín sólo transmitió un mensaje negativo a la red, según fuentes asistentes al acto, y fue precisamente el del 'deterioro del servicio al cliente' que se había producido en los últimos años, por lo que considera que la calidad 'debe ser vital para nuestro negocio'.

SANTANDER 3,50 1,86%

Botín destacó la importancia de la oficina como uno de los principales instrumentos para mejorar el servicio y ganar cuota, y eso a pesar de que el SCH ha acudido al cierre masivo de sucursales en los últimos tres años (en 2002 clausuró 363 agencias). Y es que la oficina vuelve a ser el núcleo clave del banco para mantener y captar clientes. De hecho, García Candelas anunció a sus ejecutivos que el SCH abrirá 100 nuevas sucursales en 2003, con lo que tendrá 2.690 a finales del presente ejercicio, y contratará a 500 nuevos empleados.

La defensa de los márgenes, el crecimiento de las comisiones, sin entrar en guerra de precios, y aumentar la cuota de mercado son los objetivos para 2003 marcados por Botín para estos directivos, entre los que estaban los responsables de las territoriales.

Las regionales toman ahora más protagonismo, ya que se pretende 'una mayor regionalización de la estrategia', según explicó García Candelas. El SCH pretende así hacer frente a las cajas de ahorros, que llevan más de 10 años ganando cuota de mercado a la banca. Botín recuperó en este acto un viejo lema del Santander: rapidez, amabilidad y profesionalidad, resumidos en el acrónimo RAP. Para 2003 el banco espera crecer en banca comercial un 9,5% en inversión, un 6,5% en recursos ajenos, un 10% en comisiones financieras y un 8% en las no financieras.

El consejero delegado del SCH, Alfredo Sáenz, calificó el año 2002 de 'muy bueno' para la banca comercial, donde se ha ido de menos a más.

Capacidad para mejorar el ratio de capital

Las crisis de los mercados, y sobre todo de Latinoamérica, donde tanto el SCH como el BBVA tienen grandes intereses, han provocado que la banca comercial doméstica se haya convertido en una de las piezas claves de los dos grandes bancos. De ahí la importancia que está tomando este año este área de negocio. Según aseguró ayer Alfredo Sáenz, consejero delegado del SCH, el pasado mes de diciembre ha sido uno de los mejores de los últimos cuatro años en el banco y se han batido récords en la captación de depósitos, producción de hipotecas, crédito en general y pólizas de seguros, manteniendo la rentabilidad sin romper los precios del mercado. Sáenz dijo que, tras mejorar el ratio de capital, el grupo tiene capacidad para generar capital por 3.000 millones de euros.