Visita oficial

Argentina paga vencimientos por 860 millones confiando en sellar un acuerdo con el FMI

Argentina pagará hoy 860 millones de dólares a distintos organismos multilaterales de crédito como parte del compromiso asumido para sellar un acuerdo de asistencia con el Fondo Monetario Internacional (FMI), según han confirmado fuentes oficiales.

Portavoces del Ministerio de Economía han asegurado que 845 millones de dólares corresponden a un vencimiento de deuda con el Banco Interamericano de Desarrollo y los 15 millones restantes a un compromiso con el Banco Mundial. Según lo acordado ayer con una misión técnica del FMI que se encuentra en Buenos Aires, Argentina deberá cumplir esta semana con otros vencimientos con los organismos de crédito por alrededor de 1.700 millones.

Hasta ahora, el Gobierno argentino se negaba a utilizar las reservas del Banco Central, de unos 10.000 millones, para cumplir sus obligaciones de deuda. Ayer, el Gobierno argentino aprobó la carta de intenciones presentada por el Fondo y anunció que el país "normalizará" el pago de sus deudas una vez que se tenga certeza sobre la firma de un acuerdo para la reprogramación de los vencimientos con los organismos internacionales hasta mediados de este año.

El Gobierno argentino confía en que, "hacia el fin de semana, el Fondo Monetario emitiría un comunicado anunciando formalmente el avance en la negociación" y probablemente anuncie la fecha para la firma del demorado acuerdo, explicaron ayer fuentes oficiales. Además de los pagos de esta semana, la próxima vencen compromisos por 1.078 millones de dólares con el Banco Mundial, con el que este país está en mora desde diciembre pasado, cuando incumplió con el pago de deudas por 976 millones de dólares.

Duhalde y Lula se reúnen

El presidente de Argentina, Eduardo Duhalde, ha viajado hoy a Brasilia acompañado de varios ministros para reunirse con su homólogo Luiz Inacio Lula da Silva, por tercera vez desde diciembre. El avión presidencial argentino partió alrededor de las siete de la mañana (hora local), acompañado de los ministros Carlos Ruckauf, de Relaciones Exteriores, Roberto Lavagna, de Economía, y Aníbal Fernández, de la Producción, y del jefe de gabinete, Alfredo Atanasof.

Lula ha dicho que el Mercosur debe reforzar sus dimensiones política y social, y defendió la creación, en "un plazo relativamente breve", de un Parlamento común para la región. Mercosur, aseguró, concebido como una zona de libre comercio y en el que ha primado la integración económica, también debe destacar la integración social y política. Y esa integración política y social, agregó, puede ser posible con la creación de instituciones comunes, como el Parlamento del Mercosur, que puedan resolver las discrepancias entre los socios. "Construiremos instituciones que garanticen la continuidad de lo que alcanzamos y nos ayuden a superar los desafíos que tenemos que enfrentar", dijo.

"Es fundamental -agregó- garantizar la más amplia participación de nuestras sociedades en el proceso, con la revitalización de instituciones como el Foro Económico Social y la Comisión Parlamentaria Conjunta, y con la creación, en un plazo relativamente breve, de un Parlamento del Mercosur". "La amistad fraternal y la cooperación eficaz entre Brasil y Argentina son la base (de la integración suramericana) y una condición para su éxito", afirmó. "Dar prioridad a Suramérica pasa, necesariamente, por rescatar la vitalidad y el dinamismo del Mercosur. Y tal rescate exige una relación, cada vez más fluida, franca y próxima, entre Brasil y Argentina", aseguró.