Coyuntura

Las ventas minoristas de EE UU muestran una decepcionante campaña navideña

Las fuertes compras de automóviles impulsaron un 1,2% las ventas minoristas de Estados Unidos en diciembre, según ha señalado hoy el Departamento de Comercio. El aumento superó tres décimas el registrado en noviembre, pero se mantuvo por debajo de las predicciones de los expertos, que pronosticaron un aumento del 1,5%.

Como ya sucediera en noviembre, este dato por sí solo pone en cuestión la solidez de la recuperación del consumo, que mueve las dos terceras partes del PIB estadounidense. No obstante, el indicador se matiza por la mejora de las ventas de automóviles que marcaron el mes pasado el mayor incremento desde octubre de 2001, gracias a las ofertas de los vendedores para deshacerse de las existencias de 2002.

Con los datos de diciembre, el aumento global de las ventas de los minoristas en 2002 se situó en el 3,4%, tres décimas menos que en el total de 2001. La débil recuperación del consumo se conoce tan sólo días después de que se hiciera público que ese mes se destruyeron 101.000 empleos. Para tratar de sacar definitivamente a la economía de la recesión en la que entró en 2001, el presidente de EEUU, George W. Bush, lanzó la semana pasada un programa de estímulo, basado en el recorte de impuestos para los próximos diez años. El plan ha sido duramente criticado por la oposición demócrata y por algunas voces en el seno del partido Republicano, que consideran que beneficiará a los más ricos.