Demografía

La población de la Unión Europea crece en un año sólo un 0,3% a pesar de la inmigración

La población de la Unión Europea aumentó sólo levemente durante el año 2002 (un 0,36%), hasta alcanzar los 378,5 millones de habitantes, según las primeras estimaciones publicadas ayer por la Comisión Europea. El millón de inmigrantes llegados a los Quince países de la UE (el 22% a España) completó un crecimiento vegetativo de sólo 314.000 personas (60.000 menos que el año anterior). La tasa de natalidad (1,06%) se situó en el nivel más bajo desde 1945, mientras que el aumento de la mortalidad (0,97%) comienza a reflejar el envejecimiento de la población, según los expertos del organismo comunitario.

En 1953, la población total de los actuales Quince miembros de la UE superó los 300 millones de habitantes y desde esa cota aumentó de manera sostenida hasta alcanzar en 1998 los 375 millones. Desde entonces, la UE acusa un ritmo muy lento de crecimiento y en 2002 (1,3 millones más de habitantes) continuó la tendencia de años anteriores, aunque se registró una levísima aceleración respecto a las tasas de finales de los año noventa. Los Quince necesitaron 10 años para llegar a 325 millones; 13 años, a 350, y 22 años a 375.

En 2002, el leve incremento se debió en gran parte una vez más a la migración, que en 2002 alcanzó un balance neto (inmigrantes menos emigrantes) de un millón de nuevos residentes (150.000 menos que en 2001). España, Alemania, Italia y Reino Unido recibieron el 69% del flujo migratorio. Sin inmigración, Alemania, Grecia e Italia hubieran perdido población. Aun así, en todos los países de la UE, salvo Austria y Suecia, se ha producido una desaceleración en el ritmo de crecimiento de la población.

El número de nacimientos en toda la UE se situó el año pasado en 3,99 millones (un 0,3% menos que en 2001). Irlanda presenta la tasa más alta de natalidad (1,48%), pero España registró el mayor incremento en ese índice (4%). En mortalidad, España también registró el mayor aumento (4%), mientras la tasa más elevada se producía en Dinamarca (1,09%).