Nueva Economía

Jazztel pierde en cinco sesiones dos tercios de su valor

La Navidad ha sido negra para el accionista de Jazztel. La empresa ha caído un 66% en las cinco sesiones transcurridas desde el viernes 20 de diciembre. El detonante de las ventas ha sido la emisión de 457 millones de nuevas acciones, en virtud del acuerdo de reestructuración de deuda de Jazztel.

La empresa acordó con los poseedores de su deuda la cancelación de ésta a cambio de cederles la mayor parte del capital de la compañía. Los bonistas se quedaron con el 90% de la empresa. Esto quiere decir que el accionista que tuviese un 1% de la compañía antes del canje, después se queda con un 0,1%, sin recibir a cambio nada más que la reducción de deuda en Jazztel, cifrada en 669 millones de euros.

Los términos del acuerdo se cerraron el 1 de octubre de 2002. Pero, sorprendentemente, la acción no recogió con caídas una dilución del capital tan significativa. Lo ha hecho dos meses y medio después, después de que la empresa anunciase el 20 de diciembre la efectiva emisión de las acciones, la empresa anunció la emisión de los nuevos títulos.

Las nuevas acciones podrán ser puestas a la venta de manera escalonada. El primer 25% podía venderse desde ayer, y cada mes se liberará otra cuarta parte.