Semana EE UU

La caída se agrava en los últimos compases del año

Los mercados estadounidenses encaran la recta final del año con abultadas pérdidas. Un 17% cae el Dow Jones desde enero y un 30% el Nasdaq. El nerviosismo por la situación económica, los escándalos contables y financieros y las pobres perspectivas empresariales se ha visto azuzado últimamente por la amenaza de guerra en Irak y, más recientemente, Corea del Norte.

Con este panorama, los inversores han decidido hacer borrón y cuenta nueva y esperar a los primeros compases del nuevo ejercicio para tomar posiciones. La desidia respecto a la renta variable contrasta con el auge de otros activos considerados más seguros. El precio del petróleo se sitúa en máximos, por encima de los 30 dólares el barril y la onza de oro se acerca a los 350 dólares.

La última semana completa del ejercicio, que ha coincidido con las fiestas navideñas, ha puesto de manifiesto estos temores y los índices han acelerado las pérdidas. Nueva York retrocedió ayer un 1,53% y el 2,44% en las cuatro sesiones de actividad. El mercado tecnológico, por su parte, bajó un 1,42% en la sesión y un 1,07% semanal. El volumen de negocio ha sido muy reducido.

La incertidumbre se ha dejado sentir también en los consumidores, que han medido sus gastos. El sector minorista ha sido, así, el más perjudicado en Bolsa en las últimas sesiones, atenazado por la debilidad de las ventas. Wal Mart, que rebajó el jueves las previsiones de ingresos, bajó en cuatro días un 4,6%, y Home Depot, el 5,6%.

Las tecnológicas tampoco han escapado a los descensos. Intel cedió en la semana un 5,4%, e IBM, el 4,62%.

Home Depot sufre la mayor pérdida

Home Depot acumula la mayor pérdida del índice Dow Jones en los últimos 12 meses. Más de un 53% pierde la compañía, por encima, incluso, de los descensos de tecnológicas como Intel e IBM. El sector de ventas minoristas ha sido uno de los más penalizados recientemente por la debilidad del consumo en la temporada navideña.