UMTS

Las operadoras llegan a un acuerdo con Piqué para desbloquear el nuevo móvil

Telefónica Móviles, Vodafone, Amena y Xfera, las cuatro operadoras españolas con licencia para ofrecer servicios celulares en la tercera generación UMTS, se han comprometido formalmente con el Gobierno en retomar las multimillonarias inversiones que dejaron paralizadas en 2001, como consecuencia del retraso en el desarrollo de los nuevos equipos celulares y de la profunda crisis financiera por la que atraviesan las empresas tecnológicas.

El pacto alcanzado con el ministro de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué, tiene como base el compromiso de las operadoras de asegurar un volumen de gasto en 2003 de 1.464 millones en el despliegue territorial de la nueva infraestructura de UMTS y en el desarrollo de aplicaciones. Esta cantidad supone un incremento del 20% en relación con el ejercicio que termina ahora. La cantidad de 2004 será superior a la de 2003.

Los compromisos de inversión para 2003 se reparten del siguiente modo: 475 millones para Telefónica Móviles, 454 para Vodafone, 400 para Amena y 135 para Xfera.

Este esfuerzo inversor debe concretarse en la inauguración de los servicios precomerciales de la nueva telefonía multimedia en el segundo semestre del próximo año y en la puesta en marcha de los servicios plenamente comerciales en junio de 2004.

Como contrapartida, el Gobierno ha ideado una nueva forma de contabilizar los avales que las operadoras habían contraído en el concurso de UMTS celebrado en marzo de 2000. La fórmula permite rebajar de 7.400 millones (de los que 6.503 siguen vivos) a 1.310 las garantías que han venido soportando desde entonces las operadoras. En el nuevo reparto, Telefónica Móviles mantiene 203 millones; Vodafone, 217; Amena, 423, y Xfera, 467.

El acuerdo suscrito se mantiene todavía en el terreno de las intenciones. Para ser efectivo debe traducirse en la transformación de los respectivos textos de las licencias de UMTS que el Gobierno firmó con cada uno de los interesados. Esta modificación es imprescindible para evitar que los consorcios perdedores en aquella licitación se decidan a ejercer acciones legales con el argumento de que en las nuevas condiciones ellos habrían podido mejorar sus ofertas.

Josep Piqué, quien presentó ayer el acuerdo acompañado del secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Carlos López Blanco, hizo hincapié en el incremento de las inversiones para el año 2003 que, junto al plan de choque para el sector de telecomunicaciones que se presentará en enero, 'aliviará a los fabricantes del sector de su difícil situación'.

López Blanco explicó que los avales contraídos en los concursos de telefonía móvil UMTS tenían como función 'garantizar el cumplimiento de las distintas ofertas de los operadores, pero ahora se han convertido en un freno en la consecución de este objetivo'. La nueva fórmula para el mantenimiento de las garantías consiste en 'sustituirlas por un único aval flotante para cada operadora que se mantendrá en el tiempo hasta que se cumplan todos los compromisos'.

López Blanco explicó que si un compromiso no se cumple, se ejecutará el aval y la operadora tendrá que reponerlo de nuevo para que garantice el resto de los compromisos.

Josep Piqué se mostró partidario de que las operadoras de telefonía móvil compartan sus redes y recordó que es un concepto ya asumido por la Comisión Europea.

Xfera firma el pacto y se compromete a retomar su actividad

El ministro de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué, durante su comparecencia de ayer expresó su convencimiento de que, tras el acuerdo, Xfera 'se encuentra en condiciones de retomar su actividad y recuperar el proceso inversor al que se había comprometido cuando consiguió la licencia de UMTS'. Recordó, además, que la operadora 'puede dar servicios de GSM desde mañana mismo' utilizando el acuerdo de itinerancia que suscribió en su día con Vodafone.

El cuarto operador de telefonía móvil tenía congelada su salida al mercado desde hace un año, ante la imposibilidad de iniciar su actividad en el nuevo móvil multimedia, y en este tiempo ha realizado una radical reducción de su plantilla, de 600 a 30 trabajadores .

Fuentes de Xfera valoraron positivamente el acuerdo alcanzado con el Gobierno, al considerar que la reducción de avales 'permitirá a las empresas mejorar su situación financiera y acometer el proyecto en mejores condiciones que las que había hasta ahora'.

Para la compañía, es positivo que los operadores y el ministerio estén dialogando y viendo la manera de que el UMTS esté disponible lo antes posible para empresas y particulares, ya que se trata de una 'pieza clave' de la sociedad de la información. Puntualizaron que el proceso no termina con el acuerdo, ya que se va a seguir negociando hasta modificar las licencias.

En la comparecencia de ayer, el secretario de Estado, Carlos López Blanco, mostró la preocupación del ministerio por el descenso de la calidad en los servicios por el problema de la oposición en muchos municipios a la instalación de antenas y por la falta de inversión. Advirtió que se van a establecer controles periódicos para asegurar la calidad.