'Telecos'

Jazztel se desploma en Bolsa y pierde un tercio de su valor en una jornada

Jazztel, la operadora de telecomunicaciones fundada por Martín Varsavsky, sufrió ayer un severo correctivo en la Bolsa al perder el 34,38% de su valor, la mayor caída de todas las compañías del parqué madrileño. En algunos momentos de la sesión, la empresa llegó a perder la mitad de su valor, pero al final pudo remontar la situación.

A pesar de la recuperación de la cotización en el último momento, los analistas no se hacen ilusiones sobre el destino que le espera a la acción de Jazztel, ya que consideran que su valor objetivo debe situarse en torno a 0,30 euros, tras la reestructuración de su capital.

Jazztel ha emitido en los últimos días 457.334.951 acciones para canjear por bonos basura que, a precio de mercado, valían 79,9 millones antes del canje. Sin descontar siquiera los 75 millones de euros en bonos convertibles que también se han entregado, ese precio de mercado equivaldría a una cotización de 0,17 euros por cada acción de Jazztel otorgada.

En este contexto, que el título de la empresa se mantuviera por encima de un euro sólo podía explicarse en razón de que los bonistas no pueden vender aún las nuevas acciones. Como está previsto, serán liberadas en tramos iguales del 25% al pasar 30, 60, 90 y 120 días a contar desde el 29 de noviembre último.

La operadora de telecomunicaciones anunció ayer a la CNMV que ha completado la emisión de 457.334.951 nuevas acciones ordinarias y bonos convertibles por valor de 75 millones de euros con vencimiento en 2012, conforme al acuerdo de reestructuración (convenio) aprobado por los tribunales ingleses el pasado 25 de octubre.

Deuda

Ante los malos presagios de los analistas sobre la evolución de la cotización, la empresa recuerda que la reestructuración acometida ha supuesto una reducción significativa de su deuda.

En su comunicación, Jazztel explica que las nuevas acciones y bonos convertibles serán distribuidos, de acuerdo con los términos del convenio, a los tenedores de bonos de alto rendimiento a fecha 1 de octubre de 2002 que hayan enviado formularios de acreditación válidos.

Quienes no hayan cumplido con este requisito tendrán derecho a nuevas acciones y bonos convertibles si envían el formulario de acreditación válido antes del 2 de diciembre de 2003, incluyendo la verificación de que ellos eran los tenedores de dichos bonos de alto rendimiento en la fecha de referencia.

Los augurios operativos de Jazztel son menos pesimistas. En sus ultimas previsiones, confían en obtener Ebitda positivo en el verano de 2003, mientras que los beneficios se retrasan a 2007.