Reestructuración

La cotización de Jazztel se derrumba, una vez completada la emisión de acciones y bonos

Las acciones de la operadora de telecomunicaciones Jazztel cayeron hoy en picado hasta los 0,84 euros. El retroceso ha sido con mucho, el más abultado del Nuevo Mercado.

Tras anunciar a la CNMV que ha completado la emisión de 457.334.951 nuevas acciones ordinarias y bonos convertibles por valor de 75 millones con vencimiento en 2012, conforme al acuerdo de reestructuración aprobado por los tribunales británicos el 25 de octubre, los títulos de la compañía duplicaban los retrocesos de la apertura.

Las nuevas acciones y bonos convertibles serán distribuidos, de acuerdo con los términos del convenio, a los tenedores de bonos de alto rendimiento a fecha 1 de octubre de 2002 que hayan enviado formularios de acreditación válidos. Los que no los hayan enviado, tendrán derecho a nuevas acciones y bonos convertibles si envían el formulario de acreditación válido antes del 2 de diciembre de 2003, incluyendo la verificación de que ellos eran los tenedores de dichos bonos de alto rendimiento en la fecha de referencia.

Jazztel informa de que la distribución de los bonos convertibles y la liberación, cuando corresponda, del efectivo restringido a los titulares de los bonos de alto rendimiento está en proceso.

Las nuevas acciones quedarán sometidas a restricciones a su transmisión, liberándose en cuatro tramos iguales del 25% por Bank of New York, su agente de depósito en garantía del convenio, en las siguientes fechas: 2 de enero, 31 de enero, 3 de marzo y 1 de abril de 2003.

Contrasplit

Además, la compañía anunció el viernes que pedirá permiso, en la junta extraordinaria de accionistas del 22 de enero, para realizar un contrasplit y multiplicar por diez el valor nominal de las acciones. Propondrá elevar el valor nominal de las acciones ordinarias con derecho a voto de 0,08 a 0,8 euros, mediante la agrupación de las acciones en la proporción de una acción nueva por cada diez antiguas, en un plazo de seis meses desde la celebración de la junta.

También propondrá la modificación de los estatutos sociales en lo relativo al número y clases de consejeros, así como para el establecimiento de las reglas que regirán el Comité de Auditoría del consejo de administración.