Motor

La industria automovilística prevé un estancamiento de las ventas en 2003

La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac) prevé cerrar el año con una caída de las ventas del 7,2%, es decir, con 1.322.000 vehículos matriculados. La mala coyuntura económica, la adaptación del euro y el elevado endeudamiento privado, que asciende hasta un 77%, frente al 44% de los últimos años, han impulsado esta desaceleración, según el presidente de Anfac, Jesús Ruiz Beato.

Anfac augura que el año que viene no traerá mejores perspectivas que éste. Ruiz Beato explica que 'el mercado apunta a una estabilidad en las ventas respecto al actual, es decir, alrededor de 1.321.000 matriculaciones de turismos a pesar de que puedan existir elementos positivos tales como la rebaja del IRPF, que introducirá en el mercado entre 3.000 y 4.000 millones de euros de liquidez para el consumidor y rebajas de los tipos de interés.'

Ante esta situación, Ruiz Beato urge solucionar cuanto antes los problemas que el sector tiene pendientes, tales como la fiscalidad, la consolidación de las redes comerciales, la renovación del Plan Prever, la puesta en marcha de un nuevo programa Profit y la competitividad de la industria ante los países del Este.

Respecto a la fiscalidad, uno de los objetivos prioritarios de Anfac es la supresión del impuesto de matriculación. Para el presidente de la asociación, 'el año próximo puede ser un buen momento para empezar a analizar cómo se trasponen a España los criterios de la Comisión Europea respecto a la supresión de este gravamen, con el objetivo de aligerar el proceso de adquisición del automóvil y gravar la utilización y mantenimiento del vehículo'.

Los fabricantes de automóviles reconocen que 'ha sido imposible suavizar la sensación que la Administración tiene de tomar al automóvil como hecho imponible'. El sector critica la Ley de Haciendas Locales, que permite a los ayuntamientos subir el impuesto de circulación y cree que 'el nuevo tratamiento que se le da a este impuesto (en función de la potencia y la clase de vehículo) añade nuevas dosis de presión a la comercialización'.

Para atajar el problema de la competitividad en la producción, Ruiz Beato propone incluir en la negociación colectiva 'los criterios de flexibilización de jornada, de puntas de fabricación, de contratación, de horas extraordinarias y de formación'. Además, cree 'necesario adaptar la producción a las necesidades de la demanda'.

Los integrantes de Anfac estiman que el parque automovilístico español está obsoleto.

Ruiz Beato dice que 'el 40% de los coches tiene más de 10 años y el 51% más de siete'. Por esta razón y para activar la compra de vehículos, el sector estima imprescindible 'una renovación del Plan Prever, que finaliza el 30 de diciembre de 2003. Este cambio tendrá que venir acompañado de un nuevo planteamiento porque el actual está agotado'.

Anfac exige para ese nuevo plan una 'mayor generosidad en las subvenciones, que actualmente se sitúan entre 480,80 y 721,21 euros; pide incluir como beneficiarios a todos los vehículos comerciales, incluso los seminuevos y los camiones hasta 16 toneladas.

Además, solicita la supresión del requisito de la titularidad del vehículo, la reducción de la antigüedad del automóvil a retirar y la eliminación de trámites administrativos y burocráticos en la operación de compra. 'Todo ello ayudará a mejorar el parque automovilístico español en aspectos como la seguridad, reducción de la contaminación y la tecnología', añade Ruiz Beato.

Dentro de todo esto, Anfac propone que el Plan Prever se prorrogue de forma indefinida, para que no sea una norma coyuntural, sino permanente. Desde 1994 se han acogido a los diferentes programas de renovación del parque dos millones de operaciones.

Tampoco la industria está de acuerdo con el nuevo reglamento europeo de distribución de automóviles. Considera que 'ha generado incertidumbre entre las redes comerciales', y demanda un nuevo programa Profit con un presupuesto acorde con las necesidades del sector en investigación y desarrollo.

La patronal no vislumbra subidas de precio a corto plazo

La industria automovilística no estudia subir precios de los vehículos a corto plazo, según el presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac), Jesús Ruiz Beato. 'La situación económica actual y la competencia de otros países no favorece una política de precios al alza', explica.Sin embargo, a largo plazo no está tan claro. A juicio de Ruiz Beato, 'la tendencia apunta a un aumento de precios en los países donde se compran vehículos más baratos, como es el caso de España'. El presidente de Anfac desaconseja, de momento, revisar al alza los precios, ya que 'podría afectar a los márgenes de las marcas, ya de por sí notablemente débiles'. En España, añade, 'la media de rentabilidad de los fabricantes respecto a la facturación se ha situado en el entorno del 1%'. En lo que va de año, los precios de los automóviles acumulan una subida en torno al 1%. La gran mayoría de los fabricantes automovilísticos instalados en España consideran que una de las consecuencias del nuevo reglamento de distribución será una subida de los precios de los coches en España en el futuro, 'ya que no se pueden bajar más al estar entre los países con un nivel más bajo de precios'. La producción de turismos creció un 19,8% en noviembre, con 214.149 unidades, y desde enero hasta ese mes ascendió a 2,1 millones de unidades, un 1,2% más. De esta manera, explica Ruiz Beato, 'se ha invertido la tendencia negativa registrada a lo largo de 2002'. En cuanto a los vehículos todoterreno, su producción cayó un 17,2% entre enero y noviembre, mientras que la de furgones descendió un 32,4%. Por su parte, la exportación de vehículos alcanzó 2,17 millones de vehículos en ese periodo, un 1,9% menos pese al fuerte repunte del 18,6% alcanzado en el mes de noviembre, con 229.601 unidades vendidas en el exterior.