Gescartera

Un directivo del HSBC se niega a declarar sobre su padre

Miquel Unanue, ex responsable de la gestora de fondos del HSBC, declaró ayer como imputado ante la juez que tramita el sumario del caso Gescartera, Teresa Palacios. El imputado se acogió a su derecho de no declarar sobre su padre, José María Unanue, quien obtuvo ganancias en varias operaciones con Gescartera. Unanue también manifestó que nunca ha tenido nada que ver con la agencia de valores ni con su dueño, Antonio Camacho. Incluso, dijo, que Gescartera era la competencia.

Con Miquel Unanue se ha cerrado la ronda de declaraciones por el caso Gescartera que comenzó el 11 de noviembre. Estas diligencias se han centrado fundamentalmente en las relaciones del HSBC y sus directivos en España con Gescartera y con Camacho. Los imputados han mantenido en todo momento que lo que se hacía era legal, tanto las operaciones intradía como las cuentas opacas en Suiza, de las que dijeron sólo conocían la titularidad de dos de ellas, aunque se negaron a desvelarlas.