Crisis

Paolo Fresco anuncia que aguantará como presidente de Fiat hasta julio

El presidente del grupo Fiat, Paolo Fresco ha precisado hoy que no abandonará su puesto antes del próximo verano por la situación "particularmente difícil" que atraviesa la multinacional de Turín. Fresco ha adoptado esta decisión y se lo ha comunicado al presidente de honor de Fiat, Giovanni Agnelli. "Le dije que en julio de 2003, cuando tendré 70 años, dejaría mi puesto", según publica el diario La Repubblica.

Las explicaciones de Fresco respecto de la presión a la que se ha visto sometido no escatiman en detalles: "Desde el primer día de la crisis de Fiat hemos estado en un circo, cosa que no alcanzo a comprender, con un auténtico linchamiento hacia mí por parte de la compañía" aseveró.

"Personalmente, no soy insustituible, pero la dignidad del consejo de administración de una gran empresa debe ser defendida", añadió Fresco, quien subrayó en los seis meses en el cargo ha mantenido negociaciones internacionales "muy delicadas", en las que se han registrado importantes avances, y que ahora no puede abandonar.

En relación con las críticas vertidas la pasada semana por el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, contra la dirección de Fiat, el presidente de la compañía se limitó a señalar: "Pensé que se había vuelto loco".

Recuperación bursátil a la espera de un nuevo consejero delegado

Las acciones del grupo italiano Fiat consiguieron enjugar prácticamente las pérdidas registradas en Milán ayer y sumaron un 3,37%, hasta situarse en 9,01 euros. Está previsto que Fiat celebre mañana un consejo de administración en el que designará previsiblemente al nuevo consejero delegado de la empresa, en sustitución del dimisionario Gabriele Galateri di Genola.