Competencia

La CMT obliga a Telefónica a devolver cinco millones a sus competidores

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha dictado una resolución por la que aprueba el precio definitivo que Telefónica debe cobrar a sus competidores por los trámites que se deriven del proceso de preasignación de cada cliente. Este servicio permite a las compañías alternativas captar clientes del operador dominante utilizando su red, sin que el usuario tenga que marcar ningún tipo de prefijos.

El precio de tramitación fijado por la CMT es de 4,11 euros por cliente preasignado, frente a los seis euros que venía cobrando Telefónica hasta la fecha.

El regulador, además de fijar el nuevo precio, ha establecido que el operador dominante 'ha cobrado en exceso' y le obliga a devolver a los operadores alternativos la diferencia que ha estado percibiendo hasta la fecha. La cuantía de dinero que Telefónica debe devolver asciende a 5,48 millones de euros.

TELEFÓNICA 4,87 0,23%

Media docena de compañías competidoras, entre las que se encuentran Retevisión, Jazztel y Uni2, ya se han dirigido por carta al operador dominante reclamándole las cantidades que les adeuda por este concepto.

El procedimiento de reclamación por los precios que Telefónica cobraba por trámites de preasignación fue puesto en marcha por Retevisión, Jazztel y Uni2, con el apoyo de otros operadores como BTTel o Comunitel. La CMT pidió entonces al operador dominante que le propusiera un precio de tramitación por cliente preasignado, pero ante su inhibición el regulador ha optado por establecer la tarifa por su cuenta.