Crisis

La dimisión del consejero delegado de Fiat presagia la salida de su presidente

El consejero delegado de Fiat ha presentado hoy su dimisión al consejo de administración, que emplazó a sus miembros para esta misma semana con el fin de renovar su cúpula directiva. Las acciones del grupo automovilístico cerraron en Milán con un retroceso del 3,85%.

La reunión, que se prolongó durante siete horas, se desarrolló en medio de un frenesí de especulaciones sobre el futuro de la empresa, inmersa en la crisis más grave de su historia. Pese a los rumores que apuntaban al cese, junto a Galateri, del presidente de Fiat, Paolo Fresco, esta dimisión no ha sido confirmada, aunque no se descarta que se pudiera producir más adelante.

La reunión del consejo de administración del primer grupo industrial de Italia estuvo precedida por la publicación por todos los medios italianos del eventual cese de Fresco y Galateri, y sus respectivas sustituciones por Gianluigi Gabetti y Enrico Bondi.

Los bancos, descontentos

Contra estos cambios se pronunciaron los principales bancos del país, con los que Fiat negoció en julio la financiación de su deuda neta de 6.500 millones. Los máximos responsables de Intesabci, Capitalia, San Paolo IMI y Unicredit han expresado su "desacuerdo" con esta operación, en la que ha intervenido su rival Mediobanca, y su "preocupación" por lo que consideran "una violación sustancial" de lo pactado en verano.

Uno de los rumores que corren sobre el futuro del grupo es un eventual acuerdo con Volkswagen para gestionar conjuntamente un consorcio integrado por la marca Alfa Romeo y las emblemáticas Maserati y Ferrari, de la que los alemanes adquirirían el 49%. Este extremo obligaría a la compañía italiana a renegociar el pacto, sellado con un intercambio de acciones, que firmó en marzo de 2000 con General Motors, según el cual el coloso estadounidense podría ejercer una opción global de compra a partir de 2004.

Umberto Agnelli se reúne con Silvio Berlusconi

Umberto Agnelli, presidente de los holdings IFI e IFIL de la familia Agnelli, principales accionistas de Fiat, se reunirá hoy con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, según un portavoz. El responsable de IFI e IFIL declinó señalar el motivo de este encuentro. La agencia de noticias Ansa asegura que Agnelli se ha reunido en primera instancia con el vicesecretario de la presidencia del Consejo, Giovanni Letta, hombre de confianza de Berlusconi, quien todavía no ha llegado a la sede presidencial.

La suspensión de pagos preocupa a Boeing

La constructora aeronáutica Boeing podría verse afectada por la situación de United, ya que su financiera Boeing Capital mantiene con esta última una financiación de 1.300 millones. Según la legislación estadounidense de bancarrota, la compañía aérea dispone de 60 días para notificar a Boeing Capital si tiene intención de mantener los acuerdos bajo los términos actuales, o si Boeing Capital puede recuperar sus aviones. Asimismo, la aerolínea podrá pedir que los actuales acuerdos sean negociados y reestructurados.