Política monetaria

La FED no modificará hoy los tipos de interés en EEUU, según las previsiones

La Reserva Federal de EEUU, en su última reunión ordinaria del año, mantendrá mañana sin cambios su política monetaria, que ha llevado los tipos de interés a su nivel más bajo desde 1961, según apuntan los analistas.

El Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal anunciará su decisión hoy, después de una revisión de las condiciones económicas, que incluyen una tasa baja de inflación y un aumento del desempleo al 6% de la población activa.

Por otro lado, el Índice de Precios de Consumo (IPC), excluidos energía y alimentos, registraba hasta octubre (último dato disponible) un aumento interanual del 2,1%, menos que el incremento del 2,7% del mismo mes de 2001.

La mayoría de analistas e inversores creen que no hay razones para cambios en la política monetaria y espera que hoy la Reserva Federal informe de que su meta para los tipos de interés sigue siendo estable. De hecho, la mayoría de los analistas cree que la Reserva mantendrá la misma "meta de tipos de interés" hasta, probablemente, mediados del año próximo.

Una encuesta de inversores realizada por la firma Kellner concluyó que la expectativa es de un aumento de un cuarto de punto porcentual, a un interés interbancario del 1,5% para mayo.

Relajamiento de la política monetaria

En noviembre, la Reserva Federal flexibilizó aun más su política monetaria con una reducción de medio punto en el interés, hasta quedarse en el 1,25%. En el diagnóstico de la economía que acompaña a cada decisión sobre la política monetaria, la Reserva Federal señaló que EEUU se enfrentaba a riesgos parejos de debilidad en el crecimiento y de inflación, con lo cual sugirió que era poco probable un nuevo aflojamiento de la política monetaria.

La del mes pasado fue la primera modificación de la política monetaria en este año, después de que en 2001 la Reserva Federal redujo sus tipos de interés en 11 ocasiones para estimular el gasto de los consumidores, que representa dos tercios del producto interior bruto de Estados Unidos.