Coyuntura

Las suspensiones de pagos suben el 35% y las quiebras, el 89% en el tercer trimestre

Durante el tercer trimestre del año se produjeron 73 suspensiones de pagos, lo que supone un aumento del 35,2% respecto al número registrado en el mismo trimestre de 2001. Por su parte, las declaraciones de quiebra aumentaron un espectacular 89,1% en el tercer trimestre de este año frente al mismo periodo del año anterior.

Un total de 73 empresas declararon suspensión de pagos en el tercer trimestre del año, según las cifras facilitadas ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El pasivo declarado ascendió a un total de 325,5 millones de euros, lo que supone un incremento del 80,73% sobre idéntico periodo de un año antes, en tanto que el activo fue de 391,6 millones, el 103,8% superior.

Si se realiza un análisis de estas cifras respecto al segundo trimestre del ejercicio, el número de suspensiones de pagos descendió el 31,1%, la cifra del pasivo bajó el 46% y la del activo el 53,5%. De las 73 empresas que suspendieron pagos, el 32% pertenecían a la industria manufacturera, el 18% al comercio, el 16% a la construcción, el 11% al sector inmobiliario y el resto a otras actividades. Por su parte, las declaraciones de quiebra también experimentaron un espectacular avance en el tercer trimestre en relación con el mismo periodo del año pasado. Sin embargo, tal y como ha ocurrido con las suspensiones de pagos, estas declaraciones disminuyeron un 18,8% si la comparación se hace con el segundo trimestre de este ejercicio.

Las 121 empresas que quebraron tenían un pasivo de 266,5 millones, una cifra que supera un 275,2% la correspondiente al tercer trimestre del año anterior. La mitad de las empresas declaradas en quiebra tenían como actividad principal el comercio y la industria manufacturera, mientras que el 18% se dedicaba a la construcción, el 10% a la industria inmobiliaria y el 25% restante a otras actividades.

Esta estadística, que desde el pasado mes de junio ha pasado a ser trimestral, recoge información sobre el número de expedientes que se inician en los juzgados de primera instancia e instrucción.