Profunda reestructuración

Alcatel suprimirá otros 1.495 empleos en Francia de su rama óptica

El fabricante francés de telecomunicaciones Alcatel suprimirá 1.495 empleos adicionales en sus plantas de Francia antes de que termine 2003 en su actividad óptica debido a la crisis persistente en los mercados de redes submarinas y fibras ópticas, según ha informado la compañía.

Alcatel atribuyó esta decisión a la "crisis sin precedentes" que experimenta el mercado mundial de redes submarinas, con un descenso de más del 80% entre 2000 y 2002. Además, el mercado mundial de fibras ópticas ha descendido un 60% en este periodo.

"Las sobrecapacidades que tiene la compañía en estas dos actividades nos conducen a tomar estas medidas en las fábricas galas", señaló la compañía. La más perjudicada será la planta de Ormes (Loiret), que reducirá su plantilla en 760 efectivos para quedarse con 70 empleados.

Las otras dos plantas afectadas son las de Calais, donde el grupo se quedará únicamente con 280 trabajadores de los 745 actuales, y la fábrica de fibras ópticas de Conlans Sainte-Honorine (Yvelines), que cerrará antes de que acabe el año y suprimirá 270 empleos. Después de la reestructuración, las actividades de investigación y desarrollo de esta planta pasarán a la fábrica de Douvrin, en Calais, y sus funciones centrales a otra fábrica del grupo en París, por lo que se recuperarán 90 empleos.