Normativa

Madrid incluye la figura de cuotapartícipes de las cajas en su legislación

El desarrollo de las cuotas participativas en la Ley Financiera ha llevado a la Comunidad de Madrid, la primera que adapta su legislación a esta norma, a incluir la figura de un sindicato de cuotapartícipes, cuyo régimen jurídico se establecerá en un reglamento que regulará como mínimo los órganos y normas de funcionamiento del sindicato, así como sus relaciones con los titulares de las cuotas participativas y la propia caja de ahorros emisora.

La ley Financiera señala que se podrá crear un sindicato de cuotapartícipes cuyo presidente podrá asistir a las asambleas generales de la caja con voz y sin voto, pero deja las normas de funcionamiento al desarrollo de la ley, sin más especificaciones.

La creación de esta figura ha sido una de las quejas de los sindicatos, sobre todo de Comisiones Obreras, más activa en las negociaciones sobre la nueva normativa de cajas. Comisiones ha pedido al Partido Popular que retire cualquier referencia en la norma estatal a este sindicato. De hecho, lamenta que la Comunidad de Madrid se haya anticipado a incluirlo en su proyecto sin esperar a la aprobación de la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos Generales del Estado, donde todavía confían en que se puedan incluir algunas enmiendas para modificar aspectos de la Ley Financiera sobre las cajas.

Ley Financiera

En concreto, el sindicato espera que el PP cumpla el compromiso de elevar al 20% el porcentaje de representación de los empleados, un porcentaje muy superior al 8% que establece la ley de cajas elaborada por el gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón. La redacción actual de la Ley Financiera habla de una horquilla entre el 5% de mínimo y el 15% de máximo.

El proyecto madrileño refuerza, además, el criterio de proporcionalidad en los consejeros elegidos por el sector público, criterio que no incluye la Ley Financiera. Así, los consejeros elegidos por las corporaciones municipales serán, como hasta ahora, designados en proporción a la importancia numérica de los grupos políticos.