Plataformas digitales

El Gobierno autoriza con 34 condiciones la fusión entre Canal Satélite y Vía Digital

El Gobierno ha comunicado hoy su visto bueno al acuerdo empresarial entre Sogecable y Telefónica para unificar sus actividades en televisión de pago. Rodrigo Rato, vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, lo ha hecho público en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Para llevar a cabo la fusión, la nueva plataforma, resultante de la fusión, tendrá que aceptar 34 condiones impuestas por el Gobierno: 24 relativas al cine, canales temáticos y pluralidad informativa; y de otro, diez que se refieren a los derechos del fútbol. Asimismo, destaca la obligación de mantener una única política de precios en todo el territorio nacional, haya o no competencia del cable, y que "durante 4 años no se podrán incrementar los precios, y se reducirán en términos reales, aplicando una fórmula de IPC menos x que será determinada por el Tribunal de Defensa de la Competencia y la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones".

Adelanto en la decisión

El Gobierno tenía de plazo hasta el 13 de diciembre para emitir su parecer sobre este acuerdo, alcanzado en mayo pasado por Jesús de Polanco y César Alierta, y sobre el cual el Ejecutivo ha contado con los informes del Servicio de Defensa de la Competencia, Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones y Tribunal de Defensa de la Competencia, instancia que había recomendado una autorización de la fusión con diez condiciones.

Por el contrario, el ministro de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué, dijo hace un par de semanas que se agotaría el plazo al tratarse de "una situación compleja". Las últimas declaraciones de Piqué sobre la materia, hechas hace dos días, no reflejaron la decisión tomada hoy: "No veo en absoluto plausible que el Consejo de Ministros autorice la fusión tal y como está planteada por las empresas", dijo.

Pique aludió a que "es así porque de todos los informes que hemos recibido se deduce que hay toda una serie de mercados relevantes que afectan al conjunto del sector de las telecomunicaciones, porque los accionistas de las dos plataformas tienen presencia en muchísimos otros mercados además de la televisión de pago".