Turismo

La demanda de calidad impulsa la apertura de hoteles de lujo

El mercado hotelero español se ha convertido en un negocio de gama alta. A la vista están las estadísticas que confirman un año más que el número de establecimientos de cuatro y cinco estrellas en octubre pasado tienen mayores crecimientos con respecto al mismo mes del año anterior, mientras que la presencia de los de menor categoría (de dos y una estrellas) y de los hostales sigue en recesión.

En octubre, el número de hoteles de cinco estrellas ascendió a 97 establecimientos, un 10,2% más que en 2001, y el de cuatro estrellas aumentó hasta los 965, un 9,4% más que hace un año. Por el contrario, el número de hostales, aunque sigue siendo muy alto, cayó un 12,8%, hasta los 8.105 establecimientos, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística. Los establecimientos de tres estrellas, cerca de 1.978, también fueron en descenso, bajaron 4,3%, mientras que los de una y dos cayeron un 8,7% y un 1%, respectivamente.

La causa de esta eclosión de hoteles de mayor categoría y el detrimento de los de menor clase se encuentra en el cambio de la demanda del turista, dicen en la Federación Española de Hoteles. El cliente, normalmente de negocios, busca la calidad en sus estancias y es poco frecuente que las agencias de viaje trabajen con hoteles de menos de tres estrellas. El usuario es cada vez más exigente y demanda mayores servicios e infraestructuras. Según la consultora inmobiliaria Insignia, 'buena parte de la demanda en el segmento de cinco estrellas es internacional. Estos clientes piden que los establecimientos estén gestionados por cadenas como Starwood, Hilton o Le Meridien'.

La construcción de hoteles de cuatro y cinco estrellas es una tendencia que comenzó hace unos años. La llegada de las inmobiliarias al sector hotelero ha propiciado la expansión de este tipo de establecimientos en detrimento de los de menor categoría. El sector inmobiliario ha puesto su punto de mira en este negocio de lujo, que requiere grandes inversiones, sobre todo en Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla. La inversión media en un establecimiento de ciudad se sitúa en los 10 millones de euros, mientras que el desembolso medio por hotel de categoría alta situado en la costa asciende a cinco millones de euros.

Subida de precios

El hecho de que se haya incrementado el número de establecimientos de las categorías más altas puede haber influido en el incremento de los precios en el conjunto de la industria, dicen en el sector. En el periodo entre 1998 y 2001 la subida de tarifas en los hoteles de cinco estrellas fue de un 13% en Madrid y de un 14% en Barcelona, según el informe de Insignia.

Precisamente en estas ciudades donde la categoría es superior se ha experimentado una importante subida en el nivel de ocupación. El número de pernoctaciones en hoteles de cinco estrellas se ha duplicado desde 1997. En octubre, las estancias en estos establecimientos ascendieron hasta 592.120, un 15,5% más que el año pasado, y el nivel de ocupación en los más emblemáticos, como Villamagna, Palace y Ritz, fue del 76%.

En la actualidad existen más de 220 proyectos de hoteles en las grandes ciudades, sobre todo de cuatro estrellas. Hay previstas 54 aperturas de establecimientos en Barcelona hasta 2006, 54 programados en Valencia hasta 2006; 48 en Sevilla y 64 en Madrid hasta 2005, según la Federación Española de Hoteles. Barcelona es la ciudad con más proyectos de hoteles de lujo. En los próximos tres años se estima que se producirá la apertura de 1.800 habitaciones en el segmento de cinco estrellas, mientras que en Madrid el Gobierno prevé ampliar el número de plazas para afrontar la candidatura de los Juegos Olímpicos de 2012. Se espera que en los próximos ocho años aumente la oferta hotelera hasta 10.000 camas, aunque la mayoría será para establecimientos de cuatro estrellas, según Insignia.

Pero a pesar de que existe una tendencia en alza de apertura de hoteles de cinco estrellas, en Madrid sólo el 11% de la oferta corresponde a este segmento, mientras que ciudades como Londres está en el 20%.

Mayor rentabilidad por habitación

Pese a que el sector turístico vive un mal momento a raíz de los atentados del 11 de septiembre, los inversores están animados a continuar apostando por los hoteles de lujo (salvo en algunas excepciones en las que se ha dado marcha atrás). Según datos de Insignia, cadenas internacionales como Hilton y Marriott siguen interesadas en ampliar su presencia en España. Una de las razones que animan a estos inversores a abrir un gran establecimiento es la rentabilidad, 'que siempre es mayor que en los pequeños', dicen en el sector. En España existen 8.031 hostales que cuentan con 115.230 habitaciones, mientras que los 6.804 hoteles disponen de 546.723. Los ingresos por habitación son siempre mayores en la categoría más alta. En los cuatro últimos años crecieron un 14% en el caso de los establecimientos ubicados en Madrid y un 15,4% en los situados en Barcelona.