Competencia

La CE multa a Lafarge y otras tres empresas por pactar precios en el mercado de placas de yeso

La Comisión Europea ha multado a Lafarge y otras tres yeseras de Reino Unido, Alemania y Bélgica, con 478 millones de euros por haber organizado un cartel de larga duración en el mercado de las placas del yeso.

Lafarge ha emitido un comunicado en el que critica "con fuerza" la decisión de la Comisión Europea, y ha anunciado que presentará "inmediatamente" un recurso ante el Tribunal de Primera Instancia de Luxemburgo, competente en estas cuestiones.

Las empresas multadas son Lafarge (Francia) con 249,6 millones de euros; BPB PLC (Reino Unido) con 138,6 millones; Gebruder Kannuf Westdeutsche Gipswerke KG (Alemania) con 85,8 millones y Gyproc Benelux S.A. (Bélgica) con 4,32 millones de euros. El importe total de las multas es el segundo más elevado de los establecidos por la Comisión, después del fijado contra el cartel de las vitaminas (855 millones de euros en diciembre de 2001).

La multa impuesta a Lafarge, que está presente en España a través de la antigua Aslan y Iberyeso, es la tercera mayor sanción dictaminada contra una única compañía en un asunto, según ha indicado el Ejecutivo comunitario en un comunicado. El acuerdo de precios afectaba a un 80% de los consumidores de la Unión Europea (UE) en Francia, Reino Unido, Alemania y los países del Benelux.

El mercado en cuestión, que representaba más de 1.200 millones de volumen de negocios en 1997 (el último año completo de la infracción), es, en términos de valor, el más importante de los contemplados por una decisión de la Comisión Europea referente a carteles en los últimos diez años. Dos de las empresas, Lafarge y BPB, son reincidentes en la infracción del derecho europeo en materia de acuerdos, puesto que ya habían sido sancionadas por vez primera en 1994.

El comisario europeo de Competencia, Mario Monti, ha señalado que "la construcción constituye el pulso de la economía. El considerable importe de la multa refleja el tamaño del mercado, el impacto del acuerdo ilegal sobre el consumidor y el comportamiento reincidente de dos de las empresas".

El Ejecutivo comunitario, después de una investigación detallada, realizó inspecciones por sorpresa en 1998, que le llevaron a concluir que las sociedades BPL, Kanauf y Lafarge, participaron, entre 1992 y 1998, en un cartel relativo a las placas de yeso en el Reino Unido, Alemania, Francia y en los países del Benelux.