Crisis

El Gobierno italiano pide a Fiat que modifique su plan de reestructuración

El viceprimer ministro italiano, Gianfranco Fini, instó hoy al grupo Fiat a modificar su plan de reestructuración y a que se comprometa a garantizar la continuidad de su factoría siciliana de Termini Imerese, la más afectada por las medidas de ajuste.

La empresa de la familia Agnelli solicitó en octubre al gobierno italiano que declarara el ¢estado de crisis¢ en Fiat Auto para poder aplicar medidas como paros técnicos de larga duración y extraordinarios, mientras los trabajadores disfrutan de una cobertura social especial. El plan de reestructuración de Fiat, que afecta a 8.100 empleados de Fiat Auto, Comau y Magneti Marelli, prevé la puesta en marcha de paros técnicos desde el próximo mes de diciembre.

Uno de estos paros técnicos afecta a las instalaciones sicilianas de Termini Imerese, que lo aplicarían durante todo una año. En ella trabajan 1.800 empleados que producen el modelo Punto. Fiat no ha especificado si esta planta volverá a funcionar una vez finalizado el paro técnico. Hace diez días el diario §Corriere della Sera§ informaba de un supuesto interés de Toyota por adquirir la planta siciliana.

Por otra parte, Fiat desmintió hoy una información publicada por la prensa italiana, según la cual la multinacional de Turín negocia la venta de Toro Assicurazioni, la filial de seguros, para mejorar su situación financiera. El diario económico 'Il Sole 24 Ore' asegura hoy que Fiat mantiene negociaciones con varias compañías europeas, entre ellas la reaseguradora Munich Re, para la venta de Toro.