Ajuste

United Airlines recortará 10.000 empleos antes de 2004

La aerolínea estadounidense United Airlines (UAL) recortará 10.000 empleos hasta 2004, en el marco de su plan de recuperación financiera, mediante el que prevé evitar la quiebra y volver a obtener beneficios operativos en ese mismo año, informó ayer domingo el presidente del grupo, Glenn Tilton.

Tilton detalló el plan de reestructuración que su compañía, en graves dificultades financieras, se ha comprometido a poner en marcha con el fin de obtener la garantía de las Autoridades federales estadounidenses para recibir préstamos por valor de 1.800 millones de dólares (1.782,57 millones de euros).

Con la vuelta a beneficios operativos en 2004, UAL espera rembolsar en 2005 los préstamos garantizados por el Gobierno, haberlos pagado en su totalidad para 2007, explicó Tilton.

El plan de reestructuración prevé ahorros anuales de 2.500 millones de dólares (2.475,79 millones de euros), de los que 1.100

millones de dólares (1.089,35 millones de euros) forman parte de reducciones de costes laborales y 1.400 millones de dólares (1.386,60 millones de euros) están relacionados con otras medidas económicas, como un fuerte descenso de las inversiones, precisó el presidente de la aerolínea.

Estos ahorros se obtendrán principalmente mediante "un acuerdo sin precedentes" llevado a cabo con diferentes categorías de empleados, y a través de reducciones de costes de 5.800 millones de dólares (5.744,48 millones de euros) en un periodo de cinco años y medio, que comenzará a contar a partir del 1 de diciembre del año en curso, añadió Tilton.

Así, UAL continuará reduciendo sus efectivos hasta situarse en 74.000 empleados en 2004, frente a los 84.000 actuales y los más de 100.000 que trabajaban para la compañía antes de los atentados del 11 de septiembre de 2001, explicó el presidente.

UAL disminuirá su capacidad de transporte aproximadamente en un 6 por ciento para 2003 respecto a 2002, lo que supone una reducción del 23 por ciento desde los atentados, y además de las supresiones de trayectos ya anunciadas, la empresa retirará de su flota 49 aviones suplementarios.

Asimismo, la aerolínea estadounidense aplazará todas las entregas de aviones previstas hasta 2005, por lo que los 25 aparatos implicados en este retraso serán entregados sólo entre 2007 y 2009.