Profesionales

El dueño de Zara pierde 33 millones en su inversión bursátil

El tercer trimestre del año no ha sido especialmente positivo para las inversiones de Amancio Ortega, primer accionista del grupo Inditex, con el 59,29% del capital.

Una de sus patrimoniales, concretamente Alazán, ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que cerró el tercer trimestre del ejercicio con unas pérdidas acumuladas de 33 millones de euros. En los seis primeros meses del año la sociedad de inversión del fundador de Inditex declaró sólo unas pérdidas de 673.000 euros.

Alazán no ha comunicado aún a la Comisión la composición de su cartera en el tercer trimestre y las ventas y compra de acciones que realizó en el periodo. La última información disponible a este respecto es la que la sociedad de inversión de Amancio Ortega realizó correspondiente al primer semestre del ejercicio. Entonces, dijo tener invertido en renta variable el 42,15% de su cartera total. El resto estaba en renta fija.

INDITEX 28,81 -1,03%

Sus principales posiciones se concentraban en cinco valores: Gas Natural, NH Hoteles, Unión Fenosa, Iberdrola y SCH.

Empresas todas ellas cuya cotización ha sufrido un fuerte ajuste a la baja en el tercer trimestre. Las acciones de la cadena hotelera cayeron de julio a septiembre un 45%, los títulos de Gas Natural perdieron en ese periodo un 11%; Unión Fenosa, un 28%; Iberdrola, un 9%, y SCH, un 36%. En contraposición, las acciones de su propia compañía, Inditex, han registrado en el periodo sólo una caída del 5%.

Más fondos gestionados

A pesar de la mala coyuntura bursátil del trimestre, Amancio Ortega ha decidido reforzar los fondos gestionados por Alazán. A finales del semestre declaró un capital suscrito de 387 millones de euros y en este último trimestre reconoce tener ya un capital de 598 millones de euros.

Según fuentes de Inditex, estos 211 millones de euros de incremento patrimonial obedecen a 'movimientos de fondos entre diferentes miembros de la familia de Amancio Ortega, que ha decidido invertir a través de la sociedad de inversión'.

Los mismos medios minimizaron las pérdidas acumuladas por la sociedad.

Explican que el entorno bursátil en el que se ha movido la compañía no ha sido el más adecuado y subrayan que los números rojos no lo son tanto 'si se analizan a la luz de la valoración de la cartera que maneja Alazán'. A precios del cierre del primer semestre, la cartera de la sociedad alcanzaba un valor efectivo de 403 millones de euros.

Amancio Ortega y otros pequeños accionistas de la compañía obtuvieron 2.500 millones con la salida a Bolsa de Inditex en mayo de 2001, Buena parte de los ingresos que entonces recibió Ortega se colocaron en sociedades de inversión; una de ellas es Alazán.

Dos empresas con diferente perfil

Amancio Ortega tiene parte de su fortuna personal invertida en dos sociedad de inversión. Una -Alazán- opera bajo el paraguas de Simcav (sociedad de inversión mobiliaria de capital variable) y la segunda -Keblar- lo hace como Simcavf (sociedad de inversión mobiliaria de capital variable de fondos). Alazán la gestiona el BBVA, y Keblar, el SCH.Las dos operan como instituciones de inversión colectiva aunque casi el 100% del capital está controlado por Amancio Ortega. Alazán es la que invierte mayoritariamente en renta variable. La otra, que opera bajo la denominación de Keblar, se concentra mayoritariamente en renta fija. De hecho, en el primer semestre, el 54,6% de su cartera estaba invertido en este tipo de productos. Según fuentes de Inditex, este diferente concepto en el tipo de inversión permite que Keblar no haya generado pérdidas durante este último trimestre. Al contrario, prevé cerrar con leves beneficios. Sin embargo, Keblar tenía invertida una nada desdeñable porción de su patrimonio en Gas Natural y en NH Hoteles. A través de sus dos sociedades, el presidente de Inditex destino 87 millones de euros a la compra de acciones de Gas Natural, lo que le convirtió en uno de los primeros accionistas de la compañía, con un 1% de la sociedad. Y se hizo con algo más del 5% del accionariado del grupo hotelero NH Hoteles, con una inversión de unos 70 millones de euros.