Balance

Los beneficios de las empresas del Ibex crecen un 6,1% en el tercer trimestre

Tras el duro ajuste del segundo trimestre, los beneficios han vuelto a crecer. Las empresas del Ibex 35 ganaron 4.045 millones entre julio y septiembre, un 6,1% más que en los mismos tres meses de 2001. Aunque en menor medida que en anteriores periodos, las cifras del trimestre veraniego siguen marcadas por apuntes especiales.

El beneficio del tercer trimestre ha aumentado 234 millones de euros. Los resultados extraordinarios y la menor carga fiscal explican la mayor parte del incremento. Son dos empresas, cuyo resultado de explotación se ha estancado en el trimestre, las que en última instancia bastan para explicar todo ese crecimiento: Unión Fenosa y Telefónica Móviles, que ganan, respectivamente, 120 millones y 115 millones más que en el tercer trimestre de 2001 por partidas no recurrentes.

La mejoría del tercer trimestre, por tanto, no es como para lanzar las campanas al vuelo. Hay 14 sociedades -dos menos de la mitad- que ven empeorar sus resultados de julio a septiembre, entre ellas el BBVA, el Santander Central Hispano, Endesa e Iberdrola. Cuatro empresas (Terra, Sogecable, Zeltia y Amadeus) han cerrado con pérdidas en los tres meses. Del lado positivo y tras Móviles y Fenosa, son Telefónica, FCC, Acerinox, Altadis y Repsol las que más aportan en términos absolutos al crecimiento.

Los beneficios del tercer trimestre permiten que el agregado del año cambie de signo. Hasta junio, la suma de resultados arrojaba pérdidas de unos 2.300 millones. En el acumulado de nueve meses ya son beneficios de 1.770 millones, siempre sin contar con Arcelor (que no presenta cifras comparables de 2001) y a la espera de incorporar las cifras del tercer trimestre de Carrefour e Inditex.

Esos beneficios de enero a septiembre suponen un derrumbe del 85,5% sobre igual periodo de 2001. El desplome obedece, por un lado, a la factura de las crisis argentina y brasileña, cuyo impacto supera en las cuentas de resultados de este año los 2.000 millones de euros sólo por vía cambiaria. Pero, sobre todo, son los saneamientos y provisiones de Telefónica Móviles -contabilizados también en su matriz- por la congelación de sus proyectos de UMTS en Europa por 4.550 millones los que siguen pesando en el acumulado del año.

Las plusvalías extraordinarias o los ajustes fiscales positivos en empresas como Endesa, Repsol, Ferrovial, Gas Natural o Fenosa no han servido para contrarrestar esos cargos extraordinarios, pese a que han sumado más de 3.000 millones.

En el acumulado hasta septiembre, los beneficios crecerían un 8% si se excluye a Telefónica y Telefónica Móviles del cómputo, y la tasa se dispara al 20% si tampoco se cuenta a los dos grandes bancos. æpermil;sa es otra de las notas dominantes: son las grandes sociedades, y en particular aquellas con más inversiones en Latinoamérica, las que actúan como un pesado lastre, tanto en resultados como en ingresos. En la mayoría de las pymes, la evolución es mejor.