Resultados

Iberia gana un 24% más tras recortar costes y prevé menos empleos

El grupo Iberia consiguió aumentar un 24,3% su beneficio neto entre enero y septiembre, hasta 172,7 millones de euros. En el tercer trimestre del año el resultado de explotación fue de 126,8 millones, con un crecimiento del 139% en relación con el periodo estival de 2001.

Estos buenos resultados se consiguieron en un escenario de menores ingresos de explotación, que cayeron un 4,8%, hasta los 1.226 millones, por la reducción de la oferta de asientos. Esta contracción fue compensada por el recorte de los gastos en un 11%, hasta situarse en 1.099 millones, y por la mejora del coeficiente de ocupación de los aviones en 3,6 puntos, hasta el 78,9%. En los resultados acumulados de los nueve primeros meses se multiplica por seis el beneficio de explotación, hasta 233 millones.

La compañía adelantó algunos datos del mes de octubre, entre los que destaca el crecimiento en un 8,6% del coeficiente de ocupación, que se situó en el 75,3%. Por mercados, el doméstico tuvo un índice de ocupación del 75,1% (+5,3%); el europeo, del 66,2% (+4,1%), y las rutas de largo radio, del 80,2% (+12,3%). La oferta se redujo un 9,5%, mientras que la demanda creció un 2,2% respecto a 2001.

Interés por TAP

La compañía anunció que estudia añadir unos 300 trabajadores al expediente de regulación de empleo aprobado en diciembre de 2001, lo que se negociará con los sindicatos y tendrá que aprobar la autoridad laboral. Las bajas serían voluntarias.

Por otro lado, el consejero delegado, Ángel Mullor, reconoció que Iberia estudia la compra de la portuguesa TAP. Mullor declaró al Jornal de Negocios que Iberia 'es una clara compradora dada su situación financiera' y maneja varias posibilidades. 'Hemos estudiado la TAP con mucho detalle', concretó.