Crisis

Fiat no modificará su plan de reestructuración

El grupo automovilístico e industrial Fiat no tiene intención de modificar su plan de reestructuración, pese a la reprobación de determinados aspectos por parte del Gobierno italiano.

Según el diario 'La Repubblica', Fiat no se plantea revisar su programa de reestructuración, que afecta a 8.100 empleados, porque una decisión en ese sentido puede provocar una reacción negativa de sus acreedores y de las agencias de calificación.

El ministro italiano de Asuntos Sociales, Roberto Maroni, ha condicionado el acceso a un fondo de cobertura especial para los trabajadores afectados, a que Fiat se comprometa a readmitirlos una vez concluyan los paros técnicos.

La casa automovilística de Turín anunció el pasado mes de octubre una drástica reestructuración que afecta a sus cinco principales fábricas en Italia. Todo el peso del ajuste recae de momento en este país, donde Fiat es el mayor grupo industrial privado y tiene a 35.000 personas en nómina sólo en la matriz.

En los últimos días se habían barajado cifras de despidos entre 6.000 y 8.000. Finalmente son 8.100 los afectados, pero no despedidos. A partir de diciembre causarían baja por el plazo de un año 5.000 empleados de Fiat Auto y unos 600 de sus filiales de componentes Magneti Marelli y Comau. En junio de 2003 se sumarían 2.000 trabajadores más por un periodo que no ha sido definido, lo que sumaría 7.600 personas suspendidas de empleo.

Los 500 restantes puestos de trabajo se suprimirán en compañías del grupo mediante jubilaciones anticipadas, lo que también traslada cargas económicas al Estado.