Resultados

El beneficio neto de Dragados cae un 4,1% por la actividad en Argentina

El beneficio neto del Grupo Dragados en los nueve primeros meses de 2002 cayó un 4,1% hasta los 166,2 millones de euros frente a los 173,3 millones de euros del mismo período del año anterior, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Dragados atribuye la caída de los resultados a la reducción de los beneficios extraordinarios, la disminución de la actividad debido a la crisis argentina, que ha supuesto un descenso en los resultados del grupo de 25 millones y el impacto producido por la provisión total de la inversión directa del grupo en Ausol, que asciende a 6,8 millones de euros.

Además, los créditos en divisas de las empresas de Grupo Dragados en Argentina se han visto afectados por la depreciación de la moneda de ese país, lo que ha producido un impacto negativo en la cuenta de resultados de aproximadamente 23 millones de euros, que ha sido compensado con provisiones realizadas en el ejercicio anterior.

Las cuentas de Dragados también están afectadas por la recesión en los negocios de publicidad y telecomunicaciones y recogen las pérdidas originadas por la venta de las acciones de Jazztel.

La cifra de negocios creció un 10,9% respecto a los nueve primeros meses de 2001 con 4.011 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) disminuyó un 9,9% en los nueve primeros meses de 2002 hasta los 271,8 millones de euros.

El beneficio antes de impuestos de la actividades distintas de la construcción suponen el 53% del total de las divisiones. Las inversiones realizadas por Dragados, excluida la compra venta de la holandesa HBG, ascienden a 412,3 millones de euros, orientadas fundamentalmente a las actividades de Servicios, con el 46%, y Concesiones, con el 29%. Dragados contaba al 30 de septiembre de 2002 con 59.128 empleados frente a los 50.760 de la misma fecha del año anterior.