Incremento

El Ibex recibe con una subida del 1,18% la victoria de Lula en las elecciones de Brasil

El tono conciliador del nuevo presidente del Gobierno brasileño calmó a los inversores. Luiz Inácio Lula da Silva, que fue origen del nerviosismo de los operadores en los últimos meses, reiteró su compromiso de cumplir las obligaciones de deuda del país después de ganar la segunda vuelta de las elecciones con más del 60% de los votos.

La Bolsa española acogió con ganancias el resultado. Sin embargo, la mejora, un 1,18%, supo a poco teniendo en cuenta que el avance llegó a ser del 2,78% en el mejor momento del día.

La caída de los mercados estadounidenses en el momento de coincidencia operativa redujo las subidas en todas las plazas europeas. Londres sumó un 0,97% y París, el 2,09%.

La cifra de actividad, por su parte, se mantuvo en línea con la de sesiones anteriores. En total se movieron 1.653 millones de euros en el mercado continuo.

Telefónica y banca, que han sido penalizados por sus intereses en Latinoamérica, respaldaron el avance del mercado. La operadora de telecomunicaciones se anotó un 2,15%; BBVA sumó un 3,07%, y SCH, que presenta hoy sus resultados del trimestre, el 2,56%. Entre los tres valores aportaron 74,3 puntos de los 72 que ganó el Ibex.

Repsol, también presente en la región, no se benefició de la calma y cedió un 1,24% en un día de caídas en el sector europeo por la debilidad del precio del crudo.

Los expertos coinciden en señalar que la amplia victoria del izquierdista, al margen de otras consideraciones, reduce la incertidumbre política en el país, lo que se puede considerar un factor positivo, especialmente para los valores con más presencia en la zona. Sin embargo, aún habrá que esperar a las primeras decisiones en materia económica para poder obtener conclusiones.

Además de los grandes valores, también registraron notables avances los relacionados con la industria de viajes. Iberia se anotó un 4,94% después de anunciar un aumento del 19% en el beneficio de explotación. Amadeus, por su parte, se revalorizó un 4,10%, la segunda subida más importante del Ibex, a la espera de la publicación de los resultados esta semana.

El sector tecnológico fue el mejor de los mercados europeos, después de la mejora de previsiones de la estadounidense Dell y de que Salomon Smith Barney afirmara que el repunte del precio de las memorias beneficiará a la industria de chips. Philips se situó en cabeza de los avances, un 6,08%.

Los indicadores económicos, por su parte, continúan dando síntomas de debilidad. La confianza empresarial en Alemania se deterioró en octubre, según el índice elaborado por el instituto Ifo, al caer a los 87,7 puntos, desde los 88,2 puntos anteriores.

Los inversores estarán atentos a la publicación de otros datos económicos de relevancia en EE UU. Hoy se conocerá la confianza del consumidor; el jueves, la primera estimación de PIB en el tercer trimestre, y el viernes, el índice ISM de actividad manufacturera y la tasa de paro.