Atentado en Bali

El precio del petróleo vuelve por encima de los 28 dólares por barril

El atentado de Bali ha arrojado un jaro de agua fría sobre los precios del crudo que han vuelto a situarse por encima de los 28 dólares por barril, después de moderar los precios por debajo de este umbral. El barril del crudo Brent, para entrega en el mes de noviembre, se cotizaba hoy a 28,05 dólares en el mercado de Londres, mientras que la onza de oro al contado estaba en los 318,65 dólares.

El crudo de la OPEP se abarató la semana pasada un 1,2% al venderse a una media de 27,98 dólares por barril, con lo que volvió a la banda de precios que defiende el cártel, tras dos semanas en las que su media superó su límite máximo, de 28 dólares.

Así lo informaron hoy en Viena fuentes del secretariado de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), tras recordar que la semana anterior, la primera de octubre, la muestra de siete tipos de calidades de crudo sobre la que se calcula el precio medio de su barril (de 159 litros) de referencia se había vendido a 28,34 dólares.

En la última semana de septiembre, ese promedio fue de 28,11 dólares, superior al de todo ese mes, de 27,38 dólares. Desde marzo de 2000, la OPEP intenta mantener el precio del barril de su crudo en una horquilla de fluctuación de entre 22 dólares, como mínimo, y 28 dólares, como máximo, mediante aumentos y recortes de su producción.

La sostenida tendencia al alza de los precios del crudo en todos los mercados, debida en primer término al temor a un corte de los suministros del Golfo Pérsico si EEUU ataca a Irak, se ha visto contrarrestada en los últimos días por las bajas previsiones de la demanda y el aumento de la oferta no oficial de la OPEP.

El viernes pasado, la Agencia Internacional de la Energía (AIE), con sede en París, revisó una vez más a la baja sus previsiones de crecimiento de la demanda de petróleo para este año y el siguiente, debido a la ralentización económica.

También informó de que, según sus cálculos, la oferta de crudo de la OPEP aumentó en 780.000 barriles diarios el mes pasado, pese a que la organización decidió, el 18 de septiembre en Osaka (Japón), no elevar el techo de su producción oficial (sin las exportaciones de Irak), que ha mantenido todo el año en un total de 21,7 millones de barriles diarios, el nivel más bajo de la última década.

En esa reunión, los ministros de Energía y Petróleo de la OPEP reconocieron su falta de cumplimiento de las cuotas establecidas, al superarlas en un total de cerca de 2 millones de barriles diarios.

Según la AIE, la producción de los países de la OPEP, excluido Irak y sin contar tampoco el Orinoco mejorado (de Venezuela), se elevó a 23,9 millones de barriles diarios en septiembre, es decir, 2,2 millones por encima del límite establecido.