Latinoamérica

El presidente del BID culpa a los mercados de "sobredimensionar" la situación de Brasil

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias, afirmó hoy que la situación económica de Brasil se ha "sobredimensionado" por parte de los mercados internacionales, a raíz del proceso de electoral que culminará este fin de semana con la elección del nuevo presidente de la República y del "efecto contagio" de la crisis económica de Argentina.

Iglesias, que inauguró hoy unas jornadas sobre Latinoamérica organizadas por el Cesce, señaló que el primer paso para garantizar la recuperación económica en América Latina es que los mercados vuelvan a recuperar la confianza sobre la zona y asegurar la salida de la crisis de Argentina.

Aunque indicó que Latinoamérica vive una "suerte de maleza", rechazó que se pueda hablar de una crisis generalizada en la región, sino que, en su opinión, se trata más bien de ejemplos concretos como el caso brasileño y el argentino. En este sentido, el presidente del BID aseguró que los fundamentos económicos de América Latina son hoy "más sólidos" que hace una década, ya que se cuenta con mercados más competitivos, empresas públicas menos deficientes y una inflación con un sólo dígito.

A pesar de ello, insistió en la necesidad de acometer ciertas reformas en la zona para garantizar su crecimiento económico potencial. Entre ellas, mencionó la conveniencia de aumentar la productividad, de reducir la volatilidad de la actividad económica y de flexibilizar los sistemas económicos para que sean capaces de adaptarse a los choques externos.

Una política fiscal anticíclica, mercados financieros creíbles y políticas sociales que eviten que haya "perdedores y ganadores" del proceso de globalización son otras de las recomendaciones que realizó el presidente del BID para mejorar la situación económica de Latinoamérica.

Por el lado de los riesgos, Iglesias señaló que las economías latinoamericanas pueden caer en la tentación de "volver atrás" respecto a las reformas emprendidas y caer en las medidas "populistas", al tiempo que indicó que es necesario reforzar la confianza en los organismos internacionales.