Informe de la OMC

El comercio mundial registra en 2001 su primer descenso en 20 años

El comercio mundial sufrió el año pasado su primera caída en veinte años, un 1,5% en volumen, tras un crecimiento récord del 11% el ejercicio anterior, según un informe publicado hoy por la Organización Mundial del Comercio, que pronostica para el 2002 una expansión de sólo un 1%.

La reducción de un 4,5% en el 2001 del valor en dólares del comercio de mercancías representa a su vez la mayor caída en más de diez años y contrasta con el crecimiento anual medio del 6,5% en la década de los noventa.

Para el conjunto del 2002, según el pronóstico de los expertos de la OMC, si se mantiene el ritmo de recuperación, puede esperarse un crecimiento del comercio del 1% en volumen y de un 2% en valor, esto último debido sobre todo al aumento de los precios del petróleo.

Aunque la actividad económica global se fortaleció en el primer semestre del 2002 y el comercio mundial comenzó a recuperarse a partir del primer trimestre del año, el valor en dólares de las exportaciones mundiales de mercancías siguió estando un 4% por debajo del nivel del año anterior.

En los seis primeros meses del 2002, las importaciones de la Unión Europea y de Estados Unidos cayeron un 6% mientras que las del Japón y América Latina lo hicieron en más de un 10%.

Entre los países grandes, Rusia, que está todavía en la lista de espera para entrar en la OMC, y China, miembro desde hace menos de un año, mostraron la tendencia opuesta ya que aumentaron sus importaciones en un 7 y un 10% respectivamente.

El incremento del comercio en valor expresado en dólares sobre base anual durante el segundo semestre del 2002 se espera que afecte a los más importantes grupos de productos, las mercancías manufacturadas y los productos petroleros y otros.

Según el informe de la OMC, titulado "Estadísticas del Comercio Mundial", el valor total del comercio mundial en el 2001 fue de 7,5 billones de dólares estadounidenses, de los que algo más del 80% correspondió a mercancías y cerca del 20% a servicios comerciales.

Las "decepcionantes cifras del 2001 y la primera mitad del 2002 sirven para subrayar la importancia de avanzar en las negociaciones de la agenda de desarrollo de Doha", comentó el tailandés Supachai Panitchpakdi, director general de la Organización Mundial del Comercio.

Todos los sectores se vieron afectados en el 2001 por la desaceleración mundial, agravada por el efecto combinado de el estallido de la burbuja tecnológica, las caídas bursátiles y los atentados del 11 de septiembre.

Las exportaciones de productos manufacturados cayeron un 2,5% mientras que el comercio de productos agrícolas y mineros creció un 1,5%, mucho menos que en el 2000.

Norteamérica sufrió la mayor caída de todas las regiones en lo que se refiere al volumen de exportación e importación de mercancías, que se contrajo en un 5 y un 3,5% respectivamente en el 2001.

La caída de las exportaciones asiáticas superó a las de Norteamérica mientras que el descenso de las importaciones fue más o menos equivalente a la media mundial.

En Europa Occidental, el volumen importado cayó un 3% mientras que el de las exportaciones sólo lo hizo en un 1%.

El informe destaca la fortaleza del comercio chino tanto de mercancías como de servicios en su primer año de pertenencia a la OMC hasta el punto de que el gigante asiático adelantó a Canadá para ocupar el cuarto puesto detrás de EEUU, la Unión Europea y Japón en la lista de principales importadores y exportadores: sólo en los ocho primeros meses del 2002, el valor de sus exportaciones creció un 17,5% y el de sus importaciones, un 14,5%.

Por lo que se refiere a los países en desarrollo tomados en su conjunto, el valor de las exportaciones se redujo en un 6,5% mientras que el de las importaciones lo hizo en un 4% tras haber crecido un 24 y un 25,5% en el 2000 respectivamente.

El informe destaca además la alta concentración del comercio de los países en desarrollo: sólo 5 de los 144 miembros de la OMC considerados como tales - China, México, Hongkong (China), Taiwán y Corea del Sur - contribuyeron a más del 60% de las exportaciones de ese grupo.

Ese proceso de concentración, medido por el comercio de los cinco principales exportadores del grupo- se acentuó en la pasada década debido al fuerte comercio de mercancías registrado tanto por China como por México.