Laboral

Los sindicatos ven abierta una vía a la restitución de derechos en las modificaciones al 'decretazo'

Los secretarios generales de CCOO y UGT, José María Fidalgo y Cándido Méndez, afirmaron hoy que la convocatoria de reunión hecha ayer por el ministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, "ha abierto una expectativa de restitución de derechos", aunque precisaron que aún debe ser explicada.

Los dirigentes sindicales respondían así al anuncio de reunión hecho por el ministro de Trabajo, quien aseguró que el Gobierno está dispuesto a modificar algunas medidas de la reforma del desempleo, tales como los salarios de tramitación, la protección de los trabajadores fijos-discontinuos y la compatibilidad del subsidio con otras rentas, entre otras.

Sin embargo, Méndez precisó que el ministro convocó a los sindicatos por teléfono y que "en ningún momento se habló de negociar", sino que "se nos dijo que se nos iban a explicar los cambios" que a través del Grupo Parlamentario del PP el Gobierno va a introducir en la reforma que fue aprobada como Real Decreto-Ley y que actualmente se tramita en el Parlamento como proyecto de ley.

Los dirigentes sindicales, en rueda de prensa para presentar oficialmente la manifestación del próximo sábado, insistieron en que los cambios apuntados por Zaplana tocan temas de "gran complejidad técnica" ante los que es necesario realizar una lectura "literal", que abarque también sus posibles consecuencias jurídicas.

"Hasta que no conozcamos concretamente la literalidad de la propuesta no la valoraremos, pero se abre la expectativa de una cierta restitución de derechos que, en cualquier caso, debe ser explicada en la reunión que mantendremos con Zaplana el próximo lunes", aseguró Méndez, quien confió en que estas expectativas no se vean "frustradas" al final del trámite parlamentario de la reforma.

En la misma línea se expresó su homólogo de CCOO, José María Fidalgo, quien dejó claro que los sindicatos "no dan el visto bueno o malo a las cosas por cómo suenan". "No estamos en disposición de opinar sobre el contenido íntegro de la oferta del ministro porque requiere precisión. Lo importante no es que el Gobierno comience a andar en la buena dirección, sino que una vez que ha empezado a andar concluya bien el camino", añadió.

Los líderes de CCOO y UGT, que agradecieron el talante mostrado por Zaplana, indicaron que su objetivo es que se restituyan los derechos "sustanciales" que fueron "expoliados" con la imposición del 'decretazo' y que concretaron en tres ejes "claves".

Por su parte, la secretaria confederal de Empleo de CCOO, Dolores Liceras, consideró hoy como un éxito que el Gobierno esté dispuesto a introducir modificaciones en la reforma laboral emprendida y haya tenido que reconocer que la huelga general le ha hecho perder crédito social.

Liceras, que participó en una asamblea de delegados sindicales de CCOO y UGT en la capital grancanaria preparatoria de la concentración del próximo día 5 en Madrid contra el "decretazo", dijo también que el Gobierno "está jugando a ver cuál es la respuesta ese día del conjunto de los trabajadores".

Añadió que "no es casual" que el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Eduardo Zaplana, convoque a las centrales sindicales y a la patronal el lunes siguiente a la concentración para informar de las modificaciones que pretende introducir al decreto.

Liceras reiteró que es un "éxito" que el Gobierno haya tenido que reconocer que hubo huelga general el pasado 20 de junio tras la pérdida de crédito que supuso y valoró que haya decidido cambiar de actitud y admitir introducir reformas.