Multinacional

Rolls controlará el 38% del primer grupo aeronáutico español

Alerion abandona la pista de rodadura para tomar la de despegue. Sus accionistas promotores, SEPI, Sener y Gamesa, han cerrado el acuerdo político con Rolls Royce para que se incorpore a su capital, una operación que los servicios jurídicos de estas sociedades han estado negociando estos últimos días entre Londres y Madrid y que se plasmará notarialmente en los próximos días.

El pacto no ha sido fácil y todavía falta por cerrar algunos flecos. Sin embargo, fuentes cercanas a los futuros accionistas de Alerion aseguran que el reparto accionarial está cerrado o prácticamente ultimado. Así, Turbo 2000, sociedad de cartera controlada al 50% por SEPI y Sener, será la titular del 41% del accionariado. Rolls ostentará el 38% del capital, y Gamesa, un 21%.

La incorporación de Rolls Royce al proyecto Alerion, hecho público en marzo de este año, supone un profundo cambio en el diseño inicial para crear el primer grupo aeronáutico de capital mayoritariamente español. En un principio, la multinacional británica quedó fuera de una operación en la que Industria de Turbo Propulsores (ITP), de la que es titular del 47% del capital, era una de las protagonistas.

MÁS INFORMACIÓN

El acuerdo entre los accionistas de Alerion para cerrar la definitiva composición accionarial de la compañía se lleva negociando desde hace varios meses, aunque ha sido durante el mes de agosto cuando se le ha dado un impulso para conseguir un acuerdo. Medios consultados aseguran que Rolls Royce ha pujado por asegurarse una posición en una compañía en la que ITP es una de las principales aportaciones. Su entrada, según aseguran los mismos medios, debería pasar de nuevo por el filtro de la Administración, que ya dio luz verde a la creación de Alerion, pero cuando la SEPI, Sener y Gamesa participaban en su accionariado.

Industria de Turbo Propulsores tiene importantes contratos cerrados con Rolls Royce, entre los que se encuentran la fabricación de turbinas de baja presión para aviones de más de 200 pasajeros. Además se encargará de la fabricación de los revestimientos y componentes externos del motor del avión militar de transporte Airbus A-400M, un proyecto en el que participan Rolls Royce, la alemana MTU, Fiat Avio, la francesa Snecma Moteurs y Techspace.

Alerion supone la suma de los activos de ITP, con plantas en España y en el exterior, y Gamesa Aeronáutica. Su facturación conjunta supondrá a finales de año 700 millones de euros.

Cambios en los planes de salida a Bolsa

Alerion ya nace con cambios sobre el accionariado previsto en el anuncio de su creación, en marzo de este año. Si las novedades llegan al capital, tampoco cuesta nada transformar otros aspectos del proyecto, como el de la salida a Bolsa del nuevo grupo. Si en el diseño inicial el estreno en el parqué estaba fijado para el primer trimestre de 2003, la actual crisis económica y el desplome de los mercados de valores han dejado sin fecha en el calendario la salida a Bolsa de Alerion. Los promotores del proyecto ya han nadado bastante a contracorriente al anunciar a principios de este año la creación de un grupo aeronáutico, en medio del desplome de un mercado afectado profundamente por las heridas de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos. Pero la caída de la Bolsa es una brecha demasiado fuerte para no tenerla en cuenta, y las negociaciones de este verano en Madrid y Londres han recogido la conveniencia de retrasar la salida a cotización. En el inicio, Alerion tenía previsto sacar a Bolsa hasta el 21,7% de su capital, según los datos presentados en marzo de 2002. Por otro lado, queda pendiente el nombramiento de la estructura directiva de Alerion. Por ahora sólo es seguro el cargo del presidente del nuevo grupo, que será ocupado por Ricardo Martí Fluxá, actual presidente de ITP. El puesto de Martí Fluxá no será ejecutivo, según fuentes cercanas a la operación, por lo que queda por delimitar toda la ejecutiva de Alerion, de la que formarán parte, casi con toda seguridad, los actuales responsables del negocio aeronáutico de Gamesa, además de directivos de ITP y de Sener, por su condición de accionistas de ITP. En los próximos días pudiera anunciarse el acuerdo para el reparto accionarial de Alerion, que ya sólo está pendiente de la aprobación de las juntas de accionistas de sus principales socios.