Elecciones

Los sondeos favorables a Lula hacen caer a la Bolsa brasileña y al real a mínimos históricos

El principal índice de la Bolsa de Brasil cae hoy hasta mínimos no conocidos desde hace 44 meses y el real se negocia a mínimos históricos por el temor de los inversores sobre los resultados de las elecciones presidenciales del próximo domingo y por la caída en Wall Street. A las 16.15 (hora española) el índice Bovespa de la Bolsa de Sao Paulo acumulaba una pérdida del 3,31%, hasta los 8.429.48 puntos, un nivel no registrado desde febrero de 1999.

"Todo el mundo espera que el mercado siga bajo presión hasta que tengan lugar las elecciones", opina Mauricio Gallego, operador de la firma de inversiones Concordia. "Wall Street cayendo de esta forma sólo empeora las cosas". Los inversores, temerosos de que el candidato izquierdista Luiz Inacio Lula da Silva pueda ser elegido presidente de Brasil en la primera ronda de las elecciones el próximo 6 de octubre, han sacudido los mercados financieros brasileños en los últimos meses. El mercado teme que si Lula gana pueda cambiar las políticas económicas adoptadas por el presidente Fernando Henrique Cardoso y que esto pueda derivar en un incumplimiento del pago de la deuda de Brasil, de unos 250.000 millones de dólares.

La moneda nacional se negociaba, por otra parte, a mínimos récord, a 3,945 reales por dólar, una caída de un 1,81% frente al cierre del viernes de 3,875 reales por dólar.

Hoy se ha conocido además que el Producto Interior Bruto (PIB) de Brasil creció un 0,14% en el primer semestre del año con respecto al mismo período de 2001, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE). En los seis primeros meses de 2002 el PIB brasileño fue de 160.224 millones de euros. El IBGE confirmó así las cifras de crecimiento económico que ya había avanzado en agosto con datos preliminares, pese a que los economistas esperaban una revisión a la baja y el Gobierno un aumento del 0,6%.

Sondeos favorables

El socialista Luiz Inacio Lula da Silva está muy cerca de obtener la mayoría absoluta de los votos en las elecciones presidenciales del próximo domingo en Brasil, según un sondeo de opinión divulgado hoy.

La intención de voto por el candidato del opositor Partido de los Trabajadores (PT), la principal fuerza izquierdista del país, ha avanzado del 41 al 43% en la última semana, según la encuesta divulgada hoy por el instituto Vox Populi y encargada por el diario "Correio Braziliense". Ese porcentaje equivale al 48% de los votos validos, descartados los nulos y blancos, y deja a Lula a pocos pasos de la victoria definitiva en una primera vuelta electoral.

La legislación electoral brasileña prevé que los dos candidatos más votados en la primera vuelta se enfrenten en una segunda votación, que sería el 27 de octubre, en caso de que ninguno obtenga la mitad más uno de los votos válidos. Lula, cuya aceptación en las encuestas no ha parado de crecer, aún tiene seis días para obtener los dos puntos porcentuales que lo separan de la victoria por mayoría absoluta en la primera votación.

Los resultados del sondeo de Vox Populi confirmaron las tendencias ya evidenciadas por el divulgado el sábado por la firma Datafolha y que mostraban un crecimiento de Lula y un estancamiento o una caída de sus rivales. Para Datafolha, sin embargo, el candidato socialista ya tendría el 49% de los votos válidos.

De acuerdo con Vox Populi, al contrario de Lula, el socialdemócrata José Serra, el candidato apoyado por el presidente Fernando Henrique Cardoso y preferido por los grandes empresarios, vio caer su intención de voto en una semana del 19 al 18% entre los cerca de 115,2 millones de electores brasileños