Coyuntura

El índice de confianza empresarial alemán baja de nuevo en septiembre

El índice de confianza empresarial en Alemania bajó por cuarto mes consecutivo en septiembre respecto al mes anterior, informó hoy el Instituto alemán para la Investigación Económica (IFO). Este indicador se redujo en Alemania occidental hasta los 88,2 puntos, frente a los 88,8 puntos de agosto, un descenso mayor del esperado por los analistas. En los estados federados del este del país, el índice cayó hasta los 98,5 puntos, frente a los 99,1 puntos del pasado mes.

Los expertos ya habían previsto una caída de este indicador, que acumula ya cuatro descensos consecutivos desde julio. Según el IFO, tres o más bajadas seguidas de la confianza empresarial suponen un punto de inflexión para la economía y aunque los analistas no creen que Alemania vaya a entrar de nuevo en recesión, como a finales de 2001, desconfían de la fortaleza de la actual recuperación económica.

Como factores negativos, los expertos apuntan a la caída de las exportaciones, las ventas minoristas y los pedidos de fábrica en julio. Asimismo, la asociación ZHD de pequeña y mediana de empresa ha afirmado que calcula una pérdida de 200.000 empleos en 2002, en una imparable tendencia de subida del desempleo, que ha crecido en 19 de los últimos 20 meses. A su vez, el principal indicador bursátil alemán, el índice DAX de Francfort, bajó ayer hasta un mínimo en seis años.

El Gobierno alemán eleva del 2,5 al 2,9% del PIB su previsión de déficit público

El Gobierno alemán ha revisado al alza su previsión de déficit público para este año, del 2,5 al 2,9% del Producto Interior Bruto (PIB), aunque mantiene su voluntad de alcanzar el equilibrio de las cuentas públicas en 2004, según anunció un portavoz del Ministerio de Finanzas, Thomas Gerhard. "Nuestros compromisos siguen siendo válidos", dijo en relación con el objetivo de equilibrio presupuestario en 2004. Según el portavoz gubernamental, el Gobierno alemán informó ayer a la Comisión Europea de su nueva estimación sobre el déficit público para 2002. No obstante, Gerhard recordó que el compromiso de conseguir el equilibrio presupuestario en 2004 está supeditado a un crecimiento económico del 2,5% en 2003 y 2004. "Si no conseguimos alcanzar este crecimiento, parece lógico que nuestras metas no se alcancen", matizó. Un buen número de expertos ya han señalado que el déficit público de la primera economía de la Eurozona superará este año el 2,5% del PIB previsto por el Gobierno, debido a la debilidad de la coyuntura. Además, el Banco Central alemán advirtió esta semana que hay un "riesgo creciente" de que Alemania supere este año el límite de déficit público del 3% del PIB previsto por el Pacto de Estabilidad que vincula a los países de la zona euro.