Presupuestos

Trabajo eleva un 20% el gasto en prestaciones por desempleo para 2003

El Inem destinará el próximo año un total de 10.507 millones de euros a desempleo, de los que 10.207 millones se destinarán al pago de prestaciones y los 300 millones restantes a la Renta Activa de Inserción. El montante total supone un incremento del 19,62% respecto al año 2002.

El anteproyectro de Presupuestos del INEM para 2003 fue presentado hoy a empresarios y sindicatos por el secretario general de Empleo, Juan Chozas. El gasto total de los servicios públicos de empleo ascenderá en 2003 a 16.178 millones de euros, un 13,94% más, casí 2.000 millones de incremento.

Según el anteproyecto, una de las actuaciones "inmediatas" será la incorporación de "un número importante de nuevos efectivos" al INEM, con el "objetivo de profundizar en acciones personalizadas dirigidas a los desempleados".

Según UGT, la presentación de estas cifras resulta "engañosa", precisamente en el año del 'decretazo', ya que en términos reales el crecimiento será mucho menor por cuanto en 2002 no sólo se presupuestó a la baja dicho gasto, sino que, además, se le han imputado indebidamente obligaciones de gasto correspondientes al ejercicio de 2001. "Prueba clara de que el gasto en prestaciones en 2002 superará con creces la previsión inicial es que en agosto de este año ya se había gastado el 83,65% del total presupuestado", han añadido fuentes sindicales.

Asimismo, el gasto del subsidio de desempleo agrario de Andalucía y Extremadura se reducirá el próximo año en más del 6% respecto al gasto inicialmente previsto en 2002, como demostración palpable, según UGT, de los efectos de recorte del 'decretazo'. En relación con el gasto en políticas activas, crecerá el 4,4% respecto al presupuesto inicial de 2002.

Por lo que respecta a los ingresos, lo más destacable para UGT es que el Estado, un año más, no aportará ni un euro a la financiación del INEM. "Con cuotas se financiarán no sólo todas las prestaciones contributivas y asistenciales a los desempleados, sino también las políticas activas, incluyendo las bonificaciones a los empresarios en la contratación e incluso todos los gastos de funcionamiento de esa Entidad Gestora", señala UGT.

Por todo ello, UGT rechaza estos presupuestos al considerar que no cumplen con las necesidades de protección y de fomento del empleo que la sociedad demanda. "España es el país con mayor número de desempleados de la UE, con menor número de ocupados, con un desempleo de las mujeres que es más del doble que el de los hombres, con más de 4 millones de trabajadores con contratos temporales, que está a la cola de Europa en cuanto a inversiones para mejorar las oportunidades de encontrar empleo y también en cuanto a prestaciones en relación al volumen de personas desempleadas", ha denunciado el sindicato.

Protección de los parados

A este respecto, UGT opina que los presupuestos del INEM deben tener como objetivo prioritario el pleno empleo y la protección económica de un mayor número de desempleados. Respecto al empleo, el incremento del gasto en políticas activas sería necesario duplicarlo para aproximarse al esfuerzo medio europeo, y reducir las bonificaciones a las empresas para la contratación.