Precios

El miedo a una guerra en Irak coloca el precio del petróleo a niveles del 11-S

La especulación desatada por la posibilidad de que Estados Unidos ataque Irak, uno de los 11 países miembros de la OPEP, ha colocado el precio del barril de petróleo en el nivel más alto del último año. El Brent se cotizaba hoy en el mercado de Londres a 28,5 dólares, precio similar al alcanzado tras los ataques terroristas del 11 de septiembre del pasado año, cuando el barril de crudo llegó a situarse en 29 dólares.

Funcionarios estadounidenses y británicos rehusaron confirmar una noticia publicada por el diario londinense 'The Daily Telegraph', según el cual 100 aviones habrían participado durante esta madrugada en un ataque sobre la zona de exclusión de vuelos, en el sur de Irak.

Sin embargo, la información fue suficiente para hacer subir los precios del crudo ante los temores de que una ofensiva militar inmediata encabezada por Estados Unidos para derrocar al presidente iraquí Sadam Hussein sea inevitable, pese a la amplia oposición internacional.

A las 16.00 (hora española), el barril de Brent del mar del Norte para suministro en octubre, referencia en el International Petroleum Exchange de Londres, se intercambiaba a 28,58 dólares después de haber cerrado ayer en 27,66 dólares. En Nueva York, el precio del crudo subió anoche un 2,5%, después de anunciarse un descenso en las reservas almacenadas de petróleo, gasolina y productos destilados en los depósitos estadounidenses. El precio de los contratos para octubre del Petróleo Intermedio de Texas, el de referencia en Estados Unidos, quedó a 28,98 dólares por barril, después de un incremento de 0,71 dólares respecto a la sesión anterior.

El descenso de las reservas en EEUU, equivalente al 2,1%, situó el nivel de los depósitos en 298,9 millones de barriles. Los expertos comentaron que una cifra de almacenaje inferior al nivel psicológico de los 300 millones de barriles tiende a presionar a los precios al alza, sobre todo cuando coincide con una crisis internacional, en este caso con Irak como protagonista.

Los operadores temen que una posible ofensiva militar de EEUU contra ese país afecte al suministro regular de crudo desde Oriente Medio, de donde sale un tercio de la producción mundial. Raúl Muñoz Leos, director general de la compañía estatal Petróleos Mexicanos (PEMEX) reiteró anoche en Nueva York que una ofensiva militar contra Irak podría originar una gran volatilidad en los precios del petróleo. "Una acción de ese tipo crearía inestabilidad y llevaría un tiempo para que el mercado volviera a reaccionar de manera objetiva. Tendríamos semanas de incertidumbre", declaró Muñoz Leos al canal financiero CNBC.

En sus últimas declaraciones en el Congreso Mundial de Petróleo, el presidente de la OPEP, Riwalnu Lukman, se mostró a favor del mantenimiento de la horquilla actual de precios, situada entre 22 y 28 dólares. "Queremos mantener los precios en los niveles justos y razonables tanto para los productores como para los consumidores", dijo Lukman, quien se refirió que el cártel no tiene intención de "obtener previos elevado que hipotequen el crecimiento".