Desempleo

El paro sube 3.553 personas y quiebra la tendencia de cinco meses de descensos

El mercado laboral ofreció ayer un dato que evidencia un poco más que en España aún no ha terminado el proceso de desaceleración económica. El Ministerio de Trabajo hizo ayer públicos los datos del paro registrado en el Instituto Nacional de Empleo (Inem), según los cuales el número de parados aumentó 3.553 personas en agosto pasado, situando la cifra total de desempleados en 1.552.002, un 0,23% más que en julio, y la tasa de paro quedó en el 8,5%.

En los últimos 15 años -con excepción de 1990, 1999 y 2001- agosto registró caídas del desempleo (con un descenso medio de 12.764 personas); sin embargo, este año el pasado mes rompió también una tendencia descendente del desempleo que venía registrándose desde hace cinco meses.

Pero uno de los datos menos halagüeños y que certifica que España aún no está inmerso en un proceso de recuperación es que el dato de desempleo interanual sigue reflejando que en agosto había 92.995 parados más que hace 12 meses, lo que supone que el porcentaje de incremento interanual, en lugar de reducirse, ha quedado anclada en el 6,3%.

Preocupación empresarial

La patronal CEOE mostró ayer su pesimismo ante estos datos. La cifra de aumento del paro en agosto, indican los empresarios, 'no refleja aun un proceso de recuperación económica que puede posponerse y es probable que haya que esperar al próximo año para poder constatar una mejora en el comportamiento del empleo, dado que los meses que restan para finalizar el año son tradicionalmente peores'.

El incremento del paro en agosto se concentró en los sectores de la industria y la construcción, donde se registraron 8.658 y 10.349 desempleados más, respectivamente, lo que supone incrementos del 3,5% y 6,4%. Este mal comportamiento se debe, por una parte, al cese de actividades en el mes de agosto de un buen número de grandes empresas de estos dos sectores y, por otra, a la práctica irregular de algunos empresarios que envían a sus trabajadores al desempleo durante el mes de vacaciones para ahorrarse el sueldo y las cotizaciones del periodo estival y que sea el Estado el que abone, a través del Inem, estas retribuciones.

El decreto de reforma del desempleo obliga a los trabajadores a disfrutar de sus vacaciones antes de demandar la prestación por desempleo. Por ello, de no ser por esta nueva medida el paro de agosto en estos sectores podría haber sido incluso mayor. Esto no quiere decir que los trabajadores afectados no se hayan quedado en el paro en agosto pero no han podido demandar este mes las prestaciones y, por tanto, muchos de ellos no se habrán inscrito.

La temporada turística hizo bajar el desempleo en el sector servicios 6.955 personas, un 0,8% respecto a julio. Esto no sólo no fue suficiente para compensar los incrementos de la construcción y de la industria sino que además el aumento del paro castigó a dos de las regiones más turísticas. La Comunidad Valenciana fue la que registró un mayor aumento del desempleo, con 4.352 parados más, mientras que Baleares contó con 767 desempleados más, si bien estos incrementos obedecen al aumento del paro en la industria y la construcción; no obstante, también registraron aumentos, aunque limitados, en los servicios. En Madrid, País Vasco, Murcia, Castilla-La Mancha, Cataluña y La Rioja también aumentó el paro. En el resto bajó, con Andalucía a la cabeza, donde hubo 2.198 desempleados menos.

En agricultura y en el colectivo sin empleo anterior, el paro cayó 976 (-2,4%) y 7.523 personas (-3,2%), respectivamente. Se mantiene la brecha entre el paro femenino y el masculino. El primero aumentó 16.036 personas y dejó la tasa de paro de los hombres en 5,7% frente a la tasa de paro femenina del 12,6%, tras caer 12.483 paradas.